El plomo está por el ‘piso’ en Ciénaga, Magdalena

Jader Cantillo Jiménez e Iván Javier Vives, asesinados a tiros en hechos aislados en Ciénaga. Foto panorámica York de la Calle.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En menos de 16 horas fueron asesinadas dos personas. Con estos y son 13 los homicidios a tiros en lo que va del año en esa localidad.

Sumidos en la zozobra y el pánico permanecen los habitantes del municipio de Ciénaga, Magdalena, por la ola de criminalidad que se viene presentando.

En menos de 16 horas dos hombres fueron asesinados a tiros en hechos aislados, extendiendo la cifra a 13 de homicidios en la población en lo que va del presente año.

En el caso más reciente, que tuvo incidencias en el sector conocido como Puerto Nuevo, sobre la carretera Troncal del Caribe, vía Santa Marta-Barranquilla, fue acribillado un hombre identificado como Jader Cantillo Jiménez, de 40 años.

Le puede interesar:  Obrero no aguantó la ‘depre’ y se suicidó en Santa Marta

Las informaciones indican que, este estaba dialogando con varios amigos y hasta allí llegaron dos hombres sin identificar, cuyo parrillero se bajó y seguidamente lo atacó dejándolo gravemente herido en el piso.

De allí fue auxiliado y llevado hasta la sala de urgencias de la Fundación Policlínica de Ciénaga a donde fue ingresado sin signos vitales.

En la otra acción criminal acontecida en la calle 19 con la carrera 25 del barrio La Floresta, sur de la municipalidad, fue baleado Iván Javier Vives, quien dejó de existir cuando recibía asistencia médica en un centro asistencial de la población.,

Este caso guarda similitud con el acontecido horas antes. La víctima estaba acompañada de varios conocidos con los que llevaba un buen rato dialogando.

Le puede interesar:  Caen presuntos defraudadores de energía en Santa Marta

Se supo que, hasta el sitio se acercaron dos pistoleros en moto, el parrillero tras ubicarlo abrió fuego en su contra dejándolo gravemente herido.

Al tiempo que sus agresores huían del lugar, sus familiares lo recogieron y sin pérdida de tiempo lo llevaron al centro asistencial pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

El personal de la Unidad Criminalística de la Policía Metropolitana fue el encargado de llevar a cabo las diligencias de inspección a los cadáveres, mientras que los investigadores iniciaban las correspondientes indagaciones para dar con la identidad y paradero de los responsables, y poder establecer además los móviles de estos hechos.






Más Noticias de esta sección

Publicidad