Israel dice que un millón de civiles ya han huido de Rafah

El ministro de Defensa, Yoav Gallant, derecha, recibió al Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Jake Sullivan, en la sede del Ministerio de Defensa en Tel Aviv. Según la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, desde el 6 de mayo, cuando Israel empezó esta operación, sólo 33 camiones han accedido al sur de Gaza, puesto que tanto el cruce de Rafah como el de Kerem Shalom permanecen cerrados. (Foto EFE/ Ariel Hermoni (Imod)

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Esta operación continuará y aumentará: más fuerzas en tierra, más fuerzas desde el aire, y alcanzaremos nuestros objetivos”, dijo Gallant, Ministro de Defensa israelí.

El portavoz del Ejército de Israel, contraalmirante Daniel Hagari, aseguró ayer jueves en un comunicado que alrededor de un millón de personas han huido ya de Rafah, en el extremo sur de la Franja de Gaza, donde sus tropas llevan operando “con cuidado y precisión” desde el pasado 6 de mayo.

“Estamos protegiendo a los civiles de Rafah para que no se conviertan en escudos humanos de (el grupo islamista palestino) Hamás, y les alentamos a evacuar temporalmente a zonas humanitarias para que estén fuera de peligro”, indicó Hagari.

Le puede interesar:  Sepultan al presidente iraní Ebrahim Raisí fallecido en accidente

De ese millón, al menos 800.000 personas han llegado a la zona costera de Al Mawasi, identificada como ‘zona humanitaria’ por el Ejército israelí, que ya estaba abarrotada de desplazados de otros puntos del enclave, y donde además no hay agua potable ni electricidad, según informó hoy Médicos Sin Fronteras (MSF) en un comunicado.

“La gente no tiene más remedio que depositar su fe en las llamadas ‘zonas humanitarias seguras’ designadas por las fuerzas que han matado a sus familiares y destruido sus hogares”, lamentó, por su parte, Suze van Meegen, jefa de operaciones del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, en inglés).

Van Meegen también lamentó que al menos 50 camiones permanezcan retenidos en la frontera egipcia tras el cierre del paso de Rafah, por lo que los gazatíes no pueden recibir tiendas de campaña, medicinas, toallas sanitarias y otros productos básicos de los que, asegura, “se les está privando”, así como del combustible imprescindible para el funcionamiento de los hospitales.

“Hamás ha estado manteniendo cautivos a nuestros rehenes en Rafah, razón por la cual nuestras fuerzas están maniobrando en esta zona. Debemos seguir haciendo todo lo posible para traer a todos nuestros rehenes a casa y asegurar una derrota duradera de Hamás”, afirmó Hagari.

Le puede interesar:   El debate sobre el impuesto avanza en el G20 en medio de dudas

En este sentido, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, reiteró que ya están ampliando sus fuerzas en Rafah, ciudad fronteriza con Egipto, y que lo seguirán haciendo para “asestar un golpe a Hamás” que les permita crear las condiciones para salvar a los rehenes.