Cuatro décadas sin el empresario y político más importante del Magdalena

Don ‘Pepe’ Vives De Andréis

Personajes
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Nuestro personaje del mes de abril es Don José Benito Vives de Andrés Q.E.P.D., hoy cuando se cumplen 40 años de su fallecimiento. Presentamos el siguiente especial con un resumen de las cientos de obras y actuaciones del conocido como el ‘Samario de Pro’, cuya influencia es digna de admiración.

La muerte de Don José Benito Vives De Andréis fue motivo de tristeza de miles de samarios y magdalenenses quienes sin escatimar elogios le reconocieron su espíritu emprendedor, político y empresarial, dotes que lo llevaron a ser considerado como el que más le ha traído desarrollo en todos los tiempos al departamento de Magdalena.

En esta edificación ubicada sobre la Avenida del Libertador con carrera 12 en Santa Marta en donde hoy funciona el perioódico EL INFORMADOR, pasó sus últimos días en compañía de su familia, Don ‘Pepe’ Vives De Andréis.


El 29 de abril de 1984, es una fecha que quedó enmarcada en la historia del departamento de Magdalena. Ese día, falleció uno de los personajes más importantes, ilustres e influyentes de la región Caribe y del país. Don José Benito Vives De Andréis, fundador de EL INFORMADOR, conocido entre sus familiares y amigos como, 'Don Pepe'.

Hoy cuando se cumplen 40 años de su fallecimiento, es y sigue siendo recordado por el cariño desbordado de miles de samarios y magdalenenses como tributo de admiración, de respeto, de gratitud y de amplio reconocimiento a sus méritos por lo que significó para el desarrollo de la región. 

Le puede interesar:  Don Pepe: su familia, la mejor herencia

José Benito Vives De Andréis, quien se convirtió en uno de los personajes más sobresalientes de Santa Marta y el Magdalena, demostró que se pueden realizar todos los propósitos en favor de su ciudad y departamento.


Se destacó por ser un líder innato que siempre puso por encima de todo sus ideas renovadoras que le permitirían al departamento el desarrollo que se hizo evidente en pocos años.

En la edición 7.234 del periódico EL INFORMADOR, fue publicada la noticia de su sensible fallecimiento y en esta se evidenció la manera dolorosa cómo la noticia fue tomada por parte de la comunidad que vio en él, la transformación y desarrollo de un departamento que estaba sumido en el abandono.

Don José Benito Vives De Andréis junto a Eduardo Santos, el entonces presidente de la República de Colombia.

 
Le puede interesar:  José Benito Vives El samario de Pro

En cámara ardiente  

Don 'Pepe' Vives De Andréis fue merecedor de un gran cariño por parte de la clase política, social, empresarial y administrativa, que permanentemente reconoció su espíritu altruista y visionario.

Los homenajes póstumos se extendieron hasta la sede de la Gobernación del Magdalena en donde sus despojos mortales fueron velados en cámara ardiente, acto en el que hicieron presencia además del gobernador Guillermo Valencia Abdala, las autoridades civiles y militares, y de muchos ciudadanos que creyeron en sus obras, y que de esta forma testimoniaron su cariño.

Don ‘Pepe’ Vives, también conocido como ‘El Gran Patriarca’, dedicó su vida al sector público y privado, lo que le permitió promover el progreso de Santa Marta y el departamento del Magdalena.


Un 'soldado' 
del civismo 

Al momento de su muerte fueron muchos los elogios por parte de personalidades de la época que no dudaron en calificarlo como, 'un soldado del civismo' siempre en posición firme y que, su nombre quedará por siempre ligado en tiempo y espacio a su departamento como hombre público sirviendo con dinamismo contagioso y desinterés personal, tal y como lo describió a su momento en su columna, L.A. Bermúdez, publicada el 1 de abril de ese año y titulada, Pepe Vives.

El acontecimiento siguió sumando voces de agradecimiento hacía el líder empresarial, y fue allí en donde la clase política siguió reconociendo el significado que tuvo Vives De Andréis para el Magdalena, por lo que la administración departamental en cabeza del gobernador de ese entonces, Guillermo Valencia Abdala, le rindió un homenaje y emitió un Decreto por medio del cual honra la memoria del ilustre ciudadano.

Ceremonia de la entrega de la Medalla La Orden Cruz de Boyacá a Don José Benito Vives De Andréis el 21 de noviembre de 1980.
Ceremonia de la entrega de la Medalla La Orden Cruz de Boyacá a Don José Benito Vives De Andréis el 21 de noviembre de 1980.


"Qué la administración Vives De Andréis se recuerda como con respeto, gratitud y admiración porque sobresalió por su fecunda gestión administrativa y sus grandes ejecutorias que significaron el progreso para el departamento de Magdalena"
, señala un aparte de dicho decreto.

Con esta  fotografía  publicada en EL INFORMADOR el 30 de abril de 1984, fue referenciada la noticia de la muerte de Don ‘Pepe’ Vives.
Con esta fotografía publicada en EL INFORMADOR el 30 de abril de 1984, fue referenciada la noticia de la muerte de Don ‘Pepe’ Vives.


‘El Gran 
Patriarca’

Conocido también como ‘El Gran Patriarca’, dedicó su vida al sector público y privado, lo que le permitió promover el progreso en Santa Marta y el departamento del Magdalena, por lo que luego de su fallecimiento, reconocidos del periodismo de ese entonces no ahorraron elogios para resaltar su buen nombre. José Iguarán Cotes, en su usual columna de los lunes que tituló, “Ha muerto nuestro contemporáneo”, expresó la amistad y hermandad que siempre hubo entre ellos desde sus años de juventud, en la que concluyó que, "la compañía de un amigo de las calidades de Pepe Vives no tiene par, porque fue única, y la continuaremos añorando con singular cariño, con incomparable felicidad".

La lamentable partida del hombre visionario y transformador, que logró trascender en la mente de los samarios y magdalenenses, permitió que la Academia de Historia del Magdalena, de la que fue presidente honorario, reconociera su buen nombre a través de una resolución en la que lamentó su partida.

En su orden aparecen en la fotografía los 10 hijos de Manuela De Andréis Capella y Nelson Polonio Vives Vergara, con sus respectivas parejas. Alicia Vives De Andréis y Francisco Vergara Abello; María Cristina Vives De Andréis y Luis Miguel Riascos; Matilde Himera Vives De Andréis y Manuel Domingo Zacarías Abello De Andréis; Manuela Vives De Andréis y José Gregorio Sánchez De Andréis; Julia Rosa Vives De Andréis y José Francisco Riascos Díazgranados, Manuela De Andréis Capella (Madre); Manuel Polonio Vives De Andréis y Ana Isabel Abello Palacio; Nelson Vives De Andréis y Zoila Perfecta Fernández de Castro Fernández; José Benito Vives De Andréis y Silvia Rosa Campo Díazgranados; Rodrigo Vives De Andréis y Elena Echeverría Díazgranados; Rafael Francisco Vives De Andréis y María Concepción Díazgranados Magri.
En su orden aparecen en la fotografía los 10 hijos de Manuela De Andréis Capella y Nelson Polonio Vives Vergara, con sus respectivas parejas. Alicia Vives De Andréis y Francisco Vergara Abello; María Cristina Vives De Andréis y Luis Miguel Riascos; Matilde Himera Vives De Andréis y Manuel Domingo Zacarías Abello De Andréis; Manuela Vives De Andréis y José Gregorio Sánchez De Andréis; Julia Rosa Vives De Andréis y José Francisco Riascos Díazgranados, Manuela De Andréis Capella (Madre); Manuel Polonio Vives De Andréis y Ana Isabel Abello Palacio; Nelson Vives De Andréis y Zoila Perfecta Fernández de Castro Fernández; José Benito Vives De Andréis y Silvia Rosa Campo Díazgranados; Rodrigo Vives De Andréis y Elena Echeverría Díazgranados; Rafael Francisco Vives De Andréis y María Concepción Díazgranados Magri.

"Qué el ilustre desaparecido escaló relevantes posiciones gerenciales en la actividad privada, oficial y política, en las que se distinguió por su espíritu progresista, emprendedor y de vertical honestidad personal", reza en el documento. 

La Unión de Trabajadores del Magdalena (Utramag) lamentó su muerte, al tiempo que los calificaba como un empresario ejemplar y de gran desempeño, y significativas e importantes posiciones en lo político y lo administrativo.

Foto del texto con el que la Gobernación del Magdalena le rindió honores a José Benito Vives De Andréis, tras su muerte el 1 de mayo de 1984.
Foto del texto con el que la Gobernación del Magdalena le rindió honores a José Benito Vives De Andréis, tras su muerte el 1 de mayo de 1984.


"Lamentar sinceramente el luctuoso acontecimiento en virtud de que el extinto fue ejemplo de virtudes, paladium de los postulados democráticos, insigne defensor de los intereses generales de Santa Marta y el resto del departamento de Magdalena Grande, forjador de inobjetable etapa de progreso y ejecutor de las principales obras que hasta la fecha alcanza a exhibir Santa Marta",
señaló para la fecha la agremiación.

Así mismo, reconocidos periodistas samarios de ese entonces, de la talla de Diógenes Guerra Henríquez, lamentó el hecho y describió a 'Pepe' Vives como un hombre en méritos e incomparable honorabilidad que sembró su corazón en la capital del Magdalena con sus nobles ideales, positivas y brillantes ejecutorias que conquistaron, la admiración y el cariño de los magdalenenses. 

En el registro gráfico, José Benito Vives De Andréis junto a varias personalidades en la inauguración del Hospital del municipio de Ciénaga.
En el registro gráfico, José Benito Vives De Andréis junto a varias personalidades en la inauguración del Hospital del municipio de Ciénaga.


Su 
biografía

Don José Benito nació en Santa Marta el 3 de abril en 1894 en el hogar conformado por Nelson Polonio Vives Vergara y Manuela De Andréis Capella. Casado con Silvia Rosa Campo Díazgranados, hija de Juan Bautista Campo Riascos y nieta del expresidente de Colombia, José María Campo Serrano. Murió a la edad de 90 años rodeado de su familia en su casa de la Avenida del Libertador en la capital magdalenense el 29 de abril de 1984, y desde entonces prevalece su legado. 

Fue inquieto y propositivo e impulsó varias iniciativas a través de las organizaciones gremiales y cívicas en diferentes sectores de la región.

Sus obras

El exgobernador del Magdalena y exalcalde de Santa Marta con su gestión demostró que cuando se quiere lograr desarrollar una región no hay impedimento alguno, y así lo demostró con la realización de muchas obras dentro de las que se destacan:

La carretera Santa Marta-Ciénaga, pavimentación en los municipios de Ciénaga, Sevilla y Fundación; consolidación de las vías Fundación-Salamina y El Banco-Chimichagua, Instituto de Fomento de Sevilla, hoteles Tayrona en Santa Marta y Tobiexe en Ciénaga; construcción del Hospital San Rafael de Ciénaga y culminación del San Juan de Dios de Santa Marta; Hospital Antituberculoso de Santa Marta, Edificio del Hospital Infantil de Santa Marta, convertido después en el Instituto de Sanidad e Higiene; construcción del segundo piso del edificio de la Policía en la Avenida Santa Rita, Asilo de Mendigos de Santa Marta, ahora Centro de Bienestar al Anciano Sagrados Corazones de Jesús y María; Correccional de Menores de Santa Marta, ahora sede de la Universidad Sergio Arboleda, Fábrica de Licores del Magdalena, Matadero de Ciénaga, carretera a Puerto Nuevo en Ciénaga, construcción del boulevard Vives, posteriormente boulevard Rodrigo de Bastidas; Avenida Campo Serrano (Quinta Avenida), puerto de Ciénaga, planta eléctrica del municipio de El Banco, Altar de la Patria en la Quinta San Pedro Alejandrino, Escuela Santander de Santa Marta, Teatro Santa Marta, inicio de la construcción de la Normal de Señoritas, hoy Institución Educativa María Auxiliadora de Santa Marta, puente sobre el río Manzanares, carretera Santa Marta-Gaira (Troncal del Caribe); acueducto del municipio de Plato, iglesias de los municipios de Pivijay y Pedraza; inicio de la construcción del estadio de fútbol Eduardo Santos de Santa Marta, puesto de socorro en Tamalameque, acueducto de Villanueva, alcantarillado de Santa Marta, Avenida Santander en Ciénaga, embellecimiento de la bahía de Santa Marta, Escuela Montesori, Parque Santander (Parque Los Novios); Parque San Miguel, Mercado Público de Santa Marta, pozos de Candelaria (Chimichagua), pozos de Paponte (Chiriguaná), bañaderos de los municipios de Aracataca y San Sebastián en el Magdalena, y Chimichagua y Gamarra, en el departamento del Cesar; carreteables de La Paz-Manaure, La Gloria–Sagoc, Río de Oro-Aguas Claras, Salamina-El Piñón, San Juan-Cañaverales, Ciénaga-Sevillano y estudio del carreteable Los Ángeles; construcción cuartel San Pedro Alejandrino; edificios escolares en Ciénaga (2); Fundación (2), Valledupar (1), Fonseca (1) y La Gloria (1), y el Edificio Punta Betín en Santa Marta, hoy sede Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras ‘José Benito Vives De Andréis’. 

Momentos en el que Don ‘Pepe’ Vives asiste a la ceremonia de inauguración del Edificio Posihueica, ubicado en la Avenida del Fundador con calle 9.
Momentos en el que Don ‘Pepe’ Vives asiste a la ceremonia de inauguración del Edificio Posihueica, ubicado en la Avenida del Fundador con calle 9.

Fotografía de construcción del segundo piso del edificio de la Policía Nacional en la Avenida Santa Rita, hoy comando de la Policía del Magdalena, obra del gobernador Pepe Vives De Andréis (1.937-1939)
Fotografía de construcción del segundo piso del edificio de la Policía Nacional en la Avenida Santa Rita, hoy comando de la Policía del Magdalena, obra del gobernador Pepe Vives De Andréis (1.937-1939)


‘Pepe 
Vives cuenta su vida’: Su libro

Esta es una obra que habla de emprendimiento, empuje y amor a la patria chica. Narra la historia de José Benito Vives De Andréis, el samario emprendedor que a sus 64 años fundó el Banco Bananero y durante su vida llevó a cabo infinidad de obras en el sector privado y en el público.

En la gráfica, aspectos del laboratorio construido en el corregimiento de Sevilla, en el municipio Zona Bananera, Magdalena.
En la gráfica, aspectos del laboratorio construido en el corregimiento de Sevilla, en el municipio Zona Bananera, Magdalena.

En 2021, cuando se cumplieron los 40 años de haberse publicado la primera edición del libro ‘Pepe Vives cuenta su vida, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Santa Marta -FilsMar- fue lanzada la segunda edición de esta biografía con la Editorial Unimagdalena y el periódico EL INFORMADOR.

Esta nueva edición resultó de un trabajo investigativo en el que se corroboró en los archivos históricos de la Alcaldía de Santa Marta y la Gobernación del Magdalena, los diferentes cargos ocupados, así como el legado en obras dejado por ‘Don Pepe’.

Edificio Punta Betín en Santa Marta, sede del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras ‘José Benito Vives De Andréis’ recientemente trasladado a Playa Salguero.
Edificio Punta Betín en Santa Marta, sede del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras ‘José Benito Vives De Andréis’ recientemente trasladado a Playa Salguero.

Don José Benito Vives De Andréis, durante su larga trayectoria administrativa y política se desempeñó como, Regente de la escuela preparatoria del Colegio Liceo Celedón, profesor de la misma institruciòn educativa, Secretario de Hacienda y de Gobierno del departamento, Presidente de la Junta de Embellecimiento de Santa Marta, Gerente de la Cooperativa Bananera y director del Periódico 'El Estado'.

José Benito Vives De Andréis, fue un hombre visionario y transformador que logró trascender en la mente de los samarios y magdalenenses.

Fotografía de la época del Asilo de Mendigos de Santa Marta, (1936) ahora Centro de Bienestar al Anciano Sagrados Corazones de Jesús y María.
Fotografía de la época del Asilo de Mendigos de Santa Marta, (1936) ahora Centro de Bienestar al Anciano Sagrados Corazones de Jesús y María.


Línea de tiempo 

-Nació en Santa Marta el 3 de abril de 1894. Estudió literatura en el Liceo Celedón, donde tras egresar fue nombrado director de la Escuela de Preparatoria.

-En 1915 se fue a Estados Unidos a estudiar inglés, viaje que costeó con los ahorros que acumuló de su sueldo de director de la Escuela de Preparatoria del Liceo Celedón. 

El Camellón Rodrigo de Bastidas, en algún momento llevó el nombre de Boulevard Vives, como reconocimiento a ‘Don Pepe’.
El Camellón Rodrigo de Bastidas, en algún momento llevó el nombre de Boulevard Vives, como reconocimiento a ‘Don Pepe’.

-En 1921 regresó a Santa Marta para ocuparse de los negocios de su familia. Se hizo cargo de la entonces Lotería del Magdalena, que no marchaba bien por la escasa venta de billetes logrando sacarla a flote con éxito. 

-Invirtió el dinero ahorrado gracias a su trabajo en Estados Unidos en la compra de tierras para la producción de banano y poco a poco se fue consolidando como uno de los productores más exitosos de la región

 -En 1930 fue nombrado Secretario de Hacienda por el entonces gobernador de Magdalena, Manuel Dávila Pumarejo, pero su paso por dicho despacho fue breve.

-Fue presidente de la Junta de Embellecimiento, la cual hizo muchas obras en pro de Santa Marta, entre ellas la remodelación de la antigua Plaza de Mercado, hoy conocida como Parque Santander o de Los Novios. 

-Paralelamente fungió como gerente de la Cooperativa Bananera del Magdalena, desde donde dotó a todos los pueblos de la Zona Bananera de centros de salud. 

-En 1.936 fue nombrado Alcalde Mayor de Santa Marta por el entonces gobernador Pedro Castro Monsalvo. Desde allí a través de la Ley 31 de 1.936 que creó la Junta de Acueducto, Alcantarillado y Pavimentación impulsó con firmeza estas actividades. Se dio inicio al sistema de recolección de basuras, instalación de medidores para el acueducto y solicitud de edificación para albergar a los mendigos, como política social. Así mismo se empeñó en embellecer la ciudad.

-En 1937, para contrarrestar los embates de un periódico conservador que circulaba en Santa Marta, creó el periódico El Liberal, el cual tuvo una vida efímera y fugaz.

-El 5 de septiembre de 1.938 el gobernador Manuel Felipe Caamaño lo nombró secretario de Gobierno; a su vez le encargó la cartera de hacienda, en espera de su titular.

José Benito Vives De Andréis creó en 1958 el Banco Bananero del Magdalena.
José Benito Vives De Andréis creó en 1958 el Banco Bananero del Magdalena.

-El 19 de septiembre de 1939 fue nombrado gobernador del Magdalena por el entonces presidente Eduardo Santos, periodista y político liberal. 

-Asumió la Gobernación el 23 de septiembre de 1939, cuando el departamento del Magdalena atravesaba una de sus peores crisis por la paralización de las exportaciones de banano, como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Estuvo en el cargo hasta el 23 de septiembre de 1942. Fueron tan solo 1085 días en los que ejecutó importantes obras para el Magdalena, muchas de ellas aún vigentes. 

-De 1943 a 1962, fue Presidente del Directorio Liberal en el Magdalena. En el año 1964, fue electo Representante a la Cámara por el Departamento del Magdalena. En el año 1966, resultó electo Senador de la República por el Partido Liberal.

-En el año 1958, creó el Banco Bananero del Magdalena, la primera entidad para financiar a los productores de la fruta de la región, que para la época seguía siendo la principal actividad económica del departamento. 

-También en 1958 fundó una de sus empresas más queridas: el periódico EL INFORMADOR, que desde entonces forma parte de la historia periodística del departamento y se le conoce como 'El Decano del Periodismo en el Magdalena'. 

-Así mismo creó la Compañía Bananera Seguro Contra Vientos, que les permitía a los productores de la fruta asegurar sus plantaciones en casos de imprevistos, entre ellos los desastres naturales. 

-Incursionó en el negocio de la construcción y las finanzas a través Capitalizadora del Caribe; la agroindustria, con Pasteurizadora Patuca; entre otras exitosas empresas que significaron una fuente de progreso y empleos en Santa Marta y Magdalena.

-Cómo político también fue senador y desde su curul defendió y jalonó recursos para su ciudad y el departamento, llegando a ser Representante a la Cámara

-En 1963, en su época de Senador, promovió y formó parte de la Junta Ejecutiva que creó el Instituto de Investigaciones Colombo Alemán de Punta Betín, posteriormente renombrado Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras ‘José Benito Vives De Andréis’

-Por su loable trabajo por Magdalena, recibió la Cruz de Boyacá, la más alta condecoración otorgada a militares y civiles por parte del Gobierno de la República, en 1.980

-‘Don Pepe’ falleció el 29 de abril de 1984, a la edad de 90 años. Hasta el último de sus días estuvo interesado en el progreso y porvenir de su terruño.



Más Noticias de esta sección

Publicidad