El Concejo es un recinto sagrado

Juan Carlos Esmeral

Política
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


No había querido tocar el tema, primero porque ya sería lo que en periodismo llamamos un “refrito” y segundo porque parece más un problema personal que una controversia política entre dos actores de un mismo partido político. Pero ya que la dirección del periódico consideró necesario no pasar desapercibido el hecho, me he tomado el atrevimiento de hacer este comentario teniendo en cuenta que el Concejo distrital, nada más por el estatus de “honorables” que ostentan sus concejales, es un recinto sagrado que merece todo el respeto y consideración de quienes ocupan allí sus distinguidísimos sillones. Me refiero única y exclusivamente al episodio que ocurrió la semana pasada protagonizado por los honorables concejales Juan Carlos Esmeral en su condición de presidente de la Comisión Primera y Miguel Martínez Olano; el primero al utilizar la suspicacia del término Órgano para referirse a Martínez como experto manipulador de ese “instrumento” y el segundo al utilizar su escritorio de tambor en protesta porque no le quisieron dar el uso de la palabra. Lo que terminó ocurriendo fue tremendo relajo que obligó a levantar la sesión y convirtió al concejo en un circo. Esos hechos no pueden volver a repetirse en el concejo, se debe recuperar la altura y decoro de los debates, el comportamiento “chabacán” es propio de la ignorancia de un pueblo, susceptible a dejarse manipular y disociar para obtener ventaja politiquera.

***

Lo personal es en otro terreno

…Decía al principio de este comentario que los hechos del concejo parecían más un problema persona que una controversia entre actores políticos, porque eso es lo que evidencia el pronunciamiento “posconflicto” del partido ADA, al cual pertenecen los concejales Miguel Martínez Olano y Anselmo Gual, coordinador de esa colectividad en el Distrito. El partido amenaza con expulsar al concejal Martínez por su comportamiento en el Concejo, y lo hizo a través de un comunicado a la opinión pública que nadie firma con nombre propio como si no tuviera la autoridad para hacerlo, lo que hace suponer que habría sido elaborado por Gual quien es su compañero de fórmula en la corporación, pero con quien al mismo tiempo Martínez guarda ciertas diferencias desde que conformaron la lista de campaña, “rasquiñita”, que ninguno de los dos se han podido quitar una vez asumieron sus curules en la corporación. Cual es evidente que hace parte de la mayoría que respalda al alcalde en la aprobación del Plan de Desarrollo 500+, mientras que Martínez dice que no está en mayoría, pero tampoco en minoría y que a lo que él se opone es a que se le otorguen facultades abiertas al alcalde dentro del Plan de Desarrollo. ¡Se las dejo ahí!

Anselmo Gual
Anselmo Gual

 

De rector a mensajero

Ojo a este dato: El profesor Carlos David Mercado Varela, quien se desempeñaba como rector de la I.E.D. Simón Bolívar de Tenerife, con un alto nivel de desempeño dado su escalafón profesional en el magisterio, fue despedido injustamente por el gobernador Rafael Martínez, para complacer en esa posición a uno de los militantes de su movimiento político Fuerza Ciudadana. Ese militante de FC que reemplazó a Mercado es Ricardo Navarro, de quien dicen ni siquiera concursó, y según estudiantes del plantel, tiene convertido el colegio prácticamente en un comando politiquero. Claro que esa “barrabasada” del gobernador no pasaría a mayores si al profesor Mercado lo hubiera reubicado en la rectoría de otro plantel; contrario a ello, lo que hizo fue traérselo para Santa Marta donde lo tienen haciendo mandado de un lado para otro. Qué estará pasando con Edumag que no hace valer su autoridad de sindicato. Como diría un amigo “La mantequilla doblar cualquier varilla y si le echa culantro más rápido tuerce”.

 

Carlos David Mercado
Carlos David Mercado

--

Ricardo Navarro
Ricardo Navarro

***

¿Vigilancia fiscal a qué?

El Contralor General del Departamento, Alberto Mario Garzón Wilches publicó el pasado viernes una fotografía en Instagram posando junto al alcalde de Plato Armando Campuzano y la gerente del hospital municipal 7 de agosto, Diana Pezzano y el funcionario encargado de control fiscal de la contraloría. No diera la sensación esa fotografía que se trata de una pantomima solo para figurar, si en la noticia se dijeran resultados del proceso auditor adelantado en la alcaldía correspondiente a la vigencia 2023, lo mismo que en los hospitales Fray Luis De León y 7 de agosto correspondiente a la misma vigencia. Porque es que con un solo repaso u ojeada que le de la contraloría a la contratación de la alcaldía estamos seguro que va a encontrar muchísimas irregularidades, con solo decirle que en la adjudicación, contratación y ejecución del contrato de obras de la vía Plato-Cerro Grande hay innumerables inconsistencias que hasta la Procuraduría tuvo que intervenir y obligar al contratista a corregir fallas en la obra; eso sin contar que el alcalde Campuzano acaba de hacerle una adición de 2.500 millones al contrato. En la próxima edición vamos a revelar todas las irregularidades de este contrato, que rayan incluso en lo penal. ¡Sean serios ombe, no todo es plata y lo público se respeta!

Foto publicada por la Contraloría departamental de la auditoría al municipio de Plato, y los hospitales 7 de agosto y Fray Luis De León.
Foto publicada por la Contraloría departamental de la auditoría al municipio de Plato, y los hospitales 7 de agosto y Fray Luis De León.

***

Están que se caen

Los personeros de los municipios de Concordia y Guamal están que se caen por demandas de nulidad electoral instauradas ante el Tribunal Administrativo del Magdalena. La decisión de ambos procesos que no demora en resolver el Tribunal afectaría a otros personeros municipales del Magdalena como el del municipio de Nueva Granada. En el caso particular del personero de Concordia, el tribunal acaba de emitir un auto en el que admite la demanda de José Jorge Polo en contra de Cristian Iván Lozano Villa, quien habría sido elegido de una terna que resultó de un concurso supuestamente realizado por la Universidad Popular del Cesar cuyo rector certificó no haberla realizado; mientras que el personero de Guamal Guillermo Palencia Terraza, habría sido elegido, según el demandante Jorge Castaño Camaño, de una terna que resultó de un concurso realizado  por la Federación Colombiana de Autoridades Locales, entidad que no estaba autorizada para la realización de este tipo de concursos.




Más Noticias de esta sección

Publicidad