Empleo_SantaMarta

“Larga vida a Polonia”: Convocan a Marcha por la Vida en la tierra de San Juan Pablo II

Actividad Religiosa
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Con el lema “Larga vida a Polonia”, ha sido convocada para el domingo 14 de abril la Marcha Nacional por la Vida en la tierra de San Juan Pablo, como una expresión de solidaridad con los niños concebidos cuyas vidas corren riesgo por el aborto, señalaron los organizadores.


El evento provida es organizado por la Fundacja św. Benedykta (Fundación San Benedicto) y cuenta con el patrocinio de la Conferencia Episcopal Polaca, entre otras organizaciones.

En su sitio web, la Fundacja św. Benedykta destaca que la marcha tendrá lugar en el Día Nacional del Bautismo de Polonia. Ese domingo “también demostraremos nuestra gratitud y responsabilidad por el patrimonio, el presente y el futuro de la Polonia cristiana, que ha sido nuestro hogar y nuestra vida durante más de 1.000 años”, expresa.

La organización lamenta que en los últimos años se haya abandonado en el país la causa de la vida y los derechos de la familia, legados del Papa San Juan Pablo II. Esto, indica, exige “un nuevo impulso de responsabilidad” porque “está en juego el futuro social y espiritual de la patria”.

Por ello, exhorta a la población y agrupaciones a salir a las calles para que “nuestra Marcha muestre al mundo y a la sociedad una Polonia que quiere vivir”.

Por su parte, desde su cuenta de X (antes Twitter), el Episcopado polaco informó que la marcha partirá al mediodía desde la Plaza del Castillo de Varsovia.

La vida debe ser respetada y protegida

En uno de sus más recientes pronunciamientos, el presidente del Episcopado polaco, Mons. Stanisław Gądecki, hizo un llamado a creyentes y no creyentes a “reflexionar profundamente y proteger el valor de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural”.

Recordó que “es un hecho indiscutible que la vida humana comienza desde su concepción, es decir, la fusión de las células parentales”, momento en el cual “se crea una persona nueva, única, que se desarrolla dinámicamente aprovechando el refugio del útero materno”.

“No se trata de una convicción religiosa, sino de un hecho indiscutible, confirmado por el estado actual de la ciencia biológica”, indicó.

Asimismo, recordó que el artículo 38 de la Constitución polaca “garantiza la protección jurídica de la vida de todo ser humano”, un hecho confirmado por el Tribunal Constitucional en su sentencia del 28 de mayo de 1997.




Escrito por:
Autor: Jhon Cadena

Más Noticias de esta sección

Publicidad