Estamos extraviados

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Las orientaciones éticas se pueden considerar, afirma el filósofo mexicano Carlos Llano Cifuentes, como “análogas a las señalizaciones viales…tanto en lo que se refiere a las indicaciones acerca de la velocidad recomendada en cada tramo [ y de no adelantar en curva ], como en lo que concierne a los obstáculos próximos previsibles - zona de deslizamiento e inestables - y sobre todo a los diferentes destinos, en el caso de bifurcación” o cuando usamos el transporte masivo del Transmilenio o del metro.

En efecto, si no tenemos en cuenta estas indicaciones viales…nos podemos accidentar… o no llegar al sitio que deseamos, pues no estamos teniendo en cuenta la racionalidad y el conocimiento de la orografía presente en estas señalizaciones realizadas por las autoridades de tráfico vehicular… pero, sobre todo…el problema aquí consiste en que…estamos perdidos…, al no tener en cuenta dichas señalizaciones, y tomar el camino o el transporte equivocado.

No obstante, lo dramático de lo expresado es que…igual nos acontece en nuestra forma de vivir, pues al no tener en cuenta la racionalidad y el conocimiento de la naturaleza humana presente en las orientaciones éticas realizadas por los estudiosos del tema que han deducido los principios inscritos en nuestra naturaleza humana, no llegamos al pleno desarrollo del hombre y del colectivo, como integrante de la sociedad y del planeta en el que vivimos…pues, al igual que él que tomó la bifurcación o el transporte equivocado, estamos perdidos.

Elegir con base en principios… los cuales deben servir de orientación…para vivir guiándonos por esas leyes naturales, en lugar de seguir la cultura basada en remedios rápidos, que ha llevado a la indignante injusticia social y los quebrantos de salud del planeta gravemente enfermo, pues no seguir las orientaciones éticas, vale decir, la ignorancia o el desprecio de tales principios, además de constituir la forma más grave de degradación en el hombre, no permite llegar a buen puerto.

En consecuencia, la violencia, la corrupción, la mentira, la descomposición familiar, los estilos de vida “con ganancias desmedidas para pocos”, según lo ha expresado el Papa Francisco, y que sumergen a 1.300 millones de habitantes en pobres multidimensionales, de los cuales la mitad son menores de 18 años, de acuerdo con el nuevo índice mundial de pobreza
multidimensional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD, y la pérdida del 60% de la superficie del suelo del planeta, que tardará miles de años en recuperarse, según lo expresa Jeremy Rifkin, asesor de gobierno y corporaciones en todo el mundo, son los signos evidentes del extravío.


Más Noticias de esta sección

Publicidad