Artistas latinos brillaron en el Festival de Jazz Montreux de Suiza

Música
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El evento ha programado hasta el próximo 16 de julio, un total de 500 conciertos en 13 escenarios por los que desfilan una variedad de géneros y talentos.

En la localidad de Montreux, Suiza, se desarrolla una gran fiesta de la música que los organizadores quieren compartir con la población entera, jóvenes y no tan jóvenes y que se encuentra a medio camino de su edición de este año, lo que ha celebrado dedicando su mayor escenario al dúo de guitarristas mexicanos Gabriela & Rodrigo, y al colombiano Juanes, quien fue el plato principal de la noche.

Juanes, uno de los mayores exponentes del pop latino, empezó suave y fue ‘in crecendo’ en un escenario en el que dijo varias veces que consideraba "un honor" cantar, con el que había soñado y que al que no sabía si llegaría algún.

En un escenario intimista como el del Festival de Montreux -donde el Stravisky es el auditorio más grande con capacidad para 4.000 personas- Juanes decidió bajar a cantar en medio del público "Alguna Vez", una canción que compuso para su hija mayor Paloma.

Leer también: Elder Dayán Díaz y Lucas Dangond presentan nuevo álbum ‘Para ustedes’ en Santa Marta

Con el público ya en el bolsillo, Juanes se pudo haber contentado con su propio repertorio, pero decidió explorar territorios de otros, con canciones como "Could You Be Love", de Bob Marley, y "Enter Sandman", de Metallica, porque para él la riqueza de la música está en su increíble variedad, según comentó.

Ya más cerca culturalmente, el cantante colombiano -ganador de 16 Grammys Latinos- cantó sendas canciones de Juan Luis Guerra y de Juan Gabriel, figuras imborrables de la música latinoamericana de las últimas décadas. 

Por su parte, Gabriela & Rodrigo destacaron por su excelencia técnica en el manejo de la guitarra, su modestia y su voluntad de -más allá de tocar con virtuosismo- establecer un puente con el público presente en este prestigioso festival, creado hace 56 años y cuya única pausa desde entonces fue la que forzó la pandemia de la covid-19.

Durante ese difícil periodo, ambos guitarristas no pudieron ofrecer conciertos, pero no pararon de trabajar y se reunían cada día para improvisar y crear, en un proceso que resultó tan productivo que las canciones "salían como panes del horno", comentó Gabriela al auditorio. EFE




Más Noticias de esta sección

Publicidad