Hoy, Día de la Conversión de San Pablo

San Pablo, fue considerado apóstol del Señor, a quien también se le llamó ‘apóstol de los gentiles’ o ‘apóstol de las naciones’.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Cada 25 de enero se conmemora el Día de la Conversión de San Pablo, el apóstol que no creía en el cristianismo.

San Pablo nació en Tarso, Cilicia, actual Turquía, su padre era ciudadano romano. Creció en el seno de una familia en la que la piedad era hereditaria y muy ligada a las tradiciones y observancias fariseas. Le pusieron de nombre ‘Saulo’, y como también era ciudadano romano llevaba el nombre latino de Pablo, ‘Paulo’.

Para los judíos en aquel tiempo era bastante usual tener dos nombres, uno hebreo y otro latino o griego. Siendo asignado el nombre ‘Pablo’ al apóstol para evangelizar a los gentiles.

Le puede interesar: Hoy, Día de Santa Inés y Mártir

‘Saúl’, era el nombre por el que conocían al apóstol, quien en algún momento se cambió el nombre por el de ‘Pablo’, y era perseguidor de cristianos. El joven judío tuvo que hacer un viaje hacia Damasco, el cual fue autorizado por unos Sacerdotes quienes querían acabar con todos los cristianos que creían en Jerusalén, Alguno que se encontrara en el camino lo llevaba preso y encadenado. 

En el recorrido Saúl se tropezó con una luz quien lo hizo caer en la tierra y escuchaba una voz quien en diferentes ocasiones decía su nombre mencionándole, ¿por qué me persigues? A lo que él contestó, ¿quién eres tú Señor? En ese momento Saúl escucha una voz que le responde ‘Yo soy Jesús a quien tú persigues’.


San Pablo tuvo un periodo activo entre el año 45 y 57, fue fructífero de su vida y comprendió tres grandes expediciones apostólicas, en las que Antioquía fue siempre el punto de partida.

Las personas que lo acompañaban de alguna manera se asustaron y quedaron asombrados pero no alcanzaban a ver a nadie, Pablo al levantarse no veía a nadie, había perdido la visión, Jesús le dice que se levante y entre a la ciudad de Damasco para indicarle lo que hará, en ese momento encontraron un discípulo el cual recibía el nombre de ‘Ananías’ , aunque muchos sabían a qué venía Saúl y que no era creyente a Cristianos, el Señor le pidió a Ananías que se acercará a la casa de Judas donde se encontraba Saúl, el discípulo se acerca y le menciona a Pablo “Hermano Saúl, me ha enviado a ti el Señor Jesús, el que se te apareció en el camino por donde venías. Me ha enviado para que recobres la vista y seas lleno del Espíritu Santo”. Pablo nota que Ananías coloca sus manos sobre su cabeza a lo que inmediatamente recupera la vista. 

En ese momento, Saúl cambió totalmente su percepción al Señor, quien en Jerusalén había escogido como un instrumento para que llevara su nombre a quienes no conocían su verdadera religión. En ese momento Saúl cambia su nombre por el de Pablo y empezó a conocer más lo que era la comunidad católica de la Ciudad.

También le puede interesar:
 Todo listo para las Fiestas y Reinado de Santa Inés

Oración a San Pablo
Glorioso apóstol San Pablo, vaso escogido del Señor para llevar su santo nombre por toda la tierra; por tu celo apostólico y por tu abrasada caridad con que sentías los trabajos de tus prójimos como si fueran tuyos propios; por la inalterable paciencia con que sufriste persecuciones, cárceles, azotes, cadenas, tentaciones, naufragios y hasta la misma muerte; por aquel celo que te estimulaba a trabajar día y noche en beneficio de las almas y, sobre todo, por aquella prontitud con que a la primera voz de Cristo en el camino de Damasco te rendiste enteramente a la gracia, te ruego, por todos los apóstoles de hoy, y que me consigas del Señor que imite tus ejemplos oyendo prontamente la voz de sus inspiraciones y peleando contra mis pasiones sin apego ninguno a las cosas temporales y con aprecio de las eternas, para gloria de Dios Padre, que con el Hijo y el Espíritu Santo vive y reina por todos los siglos de los siglos. Amén.





Más Noticias de esta sección

Publicidad