Sagrado Corazón de Jesús, símbolo de amor divino

El corazón del redentor simboliza y expresa su amor misericordioso hacia nosotros, porque significa la caridad sobrenatural y recíproca, que difunde, por medio de su Espíritu, en nuestros corazones.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 

Esta devoción católica representa la entrega que Jesús hace de su corazón por amor a toda la humanidad.



El Sagrado Corazón de Jesús es una devoción católica referida al corazón de Jesucristo, como un símbolo de amor divino, la cual tuvo su origen en una corriente mística centrada en la persona de Jesucristo, que concebía el corazón como centro vital y expresión de su entrega y amor total.​ En tal sentido, dicha devoción se refiere en particular a los sentimientos de Jesús, y en especial a su amor, según lo resume el Evangelio de San Juan.

En Colombia, el papa Pío IX se encargó de extender la devoción al Sagrado corazón de Jesús a toda la Iglesia en el año 1856. Y la celebración comenzó por iniciativa de Bernardo Herrera Restrepo, sacerdote y arzobispo de la diócesis de Bogotá y se oficializó el 22 de junio del año 1902.

La Iglesia católica colombiana ha invitado a participar en la celebración eucarística hoy a las 11:00 de la mañana, en la Catedral de Bogotá, que será presidida por Monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, en la que se renovará la Consagración de las familias, las comunidades y toda la nación al Sagrado Corazón de Jesús. La Santa Misa será transmitida por los canales digitales de la Conferencia Episcopal de Colombia y de la Arquidiócesis de Bogotá y RCN Televisión.


El papa Francisco dijo sobre (Mateo 11:28-30), en la Festividad del Sagrado Corazón de 2014, lo siguiente:


El Santo Padre invitó en una audiencia general en el 2013

Este amor, esta fidelidad del Señor manifiesta la humildad de su corazón: Jesús no vino a conquistar a los hombres como los reyes y los poderosos de este mundo, sino que vino a ofrecer amor con mansedumbre y humildad. Así se definió a sí mismo: «Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón» (Mt 11, 29). Y el sentido de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, que celebramos hoy, es que descubramos cada vez más y nos envuelva la fidelidad humilde y la mansedumbre del amor de Cristo, revelación de la misericordia del Padre. Podemos experimentar y gustar la ternura de este amor en cada estación de la vida: en el tiempo de la alegría y en el de la tristeza, en el tiempo de la salud y en el de la enfermedad y la dificultad. La fidelidad de Dios nos enseña a acoger la vida como acontecimiento de su amor y nos permite testimoniar este amor a los hermanos mediante un servicio humilde y manso.


Promesas principales hechas por el Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita de Alacoque:

  • A las almas consagradas a mi Corazón, les daré las gracias necesarias para su estado.
  • Daré la paz a las familias.
  • Las consolaré en todas sus aflicciones.
  • Seré su amparo y refugio seguro durante la vida, y principalmente en la hora de la muerte

  • Derramaré bendiciones abundantes sobre sus empresas
  • Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente y el océano infinito de la misericordia
  • Las almas tibias se harán fervorosas
  • Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a gran perfección
  • Bendeciré las casas en que la imagen de mi Sagrado Corazón esté expuesta y sea honrada.
  • Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones empedernidos
  • Las personas que propaguen esta devoción, tendrán escrito su nombre en mi Corazón y jamás será borrado de él.
  • A todos los que comulguen nueve primeros viernes de mes continuos, el amor omnipotente de mi Corazón les concederá la gracia de la perseverancia final.

El dato: Colombia renueva desde hace 120 años la consagración al Sagrado Corazón de Jesús.




Más Noticias de esta sección

Publicidad