Revolcón de Roglic a Carapaz en Moncalvillo, aunque sigue de líder

El esloveno Primoz Roglic se ha impuesto en la octava etapa de la Vuelta a España que se ha disputado a través de 164 kilómetros entre Logroño y el Alto de Moncalvillo.

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Roglic, el más fuerte entre los favoritos, atacó dentro del último kilómetro para entrar en solitario en línea de meta 13 segundos antes que Richard Carapaz.
Redacción deportes (EFE).- Volvió el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) a su mejor nivel para imponerse con autoridad en la octava etapa de la Vuelta a España disputada entre Logroño y la inédita cima de Moncalvillo, donde el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), segundo clasificado, retuvo el jersey rojo de líder por 13 segundos tras una batalla a pecho descubierto entre los favoritos.

Volvió Roglic, aunque no se había ido a pesar del despiste de Formigal con su chubasquero. En una batalla entre los grandes, el esloveno ganador de la Vuelta 2019 fue el mejor. Atacó al final para llegar en solitario a la cima riojana. Batió a Carapaz por 13 segundos, que es el tiempo que le separa ahora del ecuatoriano en la general.

Una batalla apasionante entre los dos patrones de la Vuelta que dejó secuelas importantes entre el resto de aspirantes de la general. El último zarpazo del esloveno, de 30 años, colocó 19 segundos a Dan Martin, 33 a Carthy, 54 a Enric Mas, quien no entró en la refriega de los grandes y 1.33 minutos a Esteban Chaves.

La general se aprieta en la zona alta y se abre a partir del quinto puesto que ocupa Mas, ya a 1.54 minutos. Carapaz y Roglic casi empatados, Martin sigue a 28 y Carthy a 44. Las distancias ya son enormes para hombres como Chaves, a 3.28, Valverde, a 3.35 y Marc Soler a 3.40.

Con dos etapas llanas de inmediato, el fin de semana asturiana con La Farrapona y el Angliru promete fuertes sensaciones.

Etapa examen para los favoritos, otra más con La Rioja como escenario único, con 3.025 metros de desnivel acumulado. Ruta entre viñedos vestidos de otoño que prometía un final desconocido en el Alto de Moncalvillo.

La primera emoción para 7 hombres que decidieron alterar el orden, con el "gorrión" cántabro Ángel Madrazo, el campeón mundial 2013 portugués Rui Costa y el maillot tricolor francés Cavagna en la aventura. Cero peligros para Carapaz, ya que el mejor clasificado era Costa a 25 minutos.

El tren de persecución del Ineos, en cuadro con 5 hombres tras la retirada de Golas, lo dirigía el ilustre Chris Froome, el ciclista más laureado del pelotón actual en labores de gregario tirando en el llano. Todo por Carapaz en tiempos difíciles.



Más Noticias de esta sección

Publicidad