Reaprender a comer ‘alimentos reales’

Cada 11 de agosto se celebra el Día Mundial del Nutricionista en honor al nacimiento del Dr. Pedro Escudero, primer médico de la especialidad de Nutrición en el mundo.

Salud
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Debido a la Covid-19 estamos cambiando nuestra manera de estudiar, relacionarnos, trabajar, comprar y divertirnos ¿Por qué no aprovechar esta situación para mejorar nuestra forma de alimentarnos? Un nutricionista explica la manera más sencilla de conseguirlo: eligiendo la llamada “comida real”.

Para la doctora Miriam Ruiz, médico internista y especialista en dietética y nutrición, “aunque puede parecer que cada vez resulta más complicado comer de una forma saludable, realmente no lo es”, y una de las claves para conseguirlo consiste en aprender a distinguir los alimentos reales, que nos hacen “ganar en salud con cada bocado”, de los ultraprocesados, los cuales conviene evitar.
Hay que ir a los alimentos reales, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, tubérculos, carnes, pescados...
Hay que ir a los alimentos reales, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, tubérculos, carnes, pescados...
Su cuenta de Instagram @comida.real tiene miles de seguidores que aprenden a mejorar sus hábitos de alimentación de forma fácil y sin dietas.

Para reaprender a comer “hay que empezar de cero. Dejar a un lado tanto consejo confuso, tanta información contradictoria. Hay que ir al origen, a la base de una buena alimentación: los alimentos reales”, enfatiza la doctora Ruiz.
“Son fáciles de distinguir, porque carecen de lista de ingredientes. Hablamos fundamentalmente de materias primas: frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, tubérculos, carnes, pescados, huevos, entre otros”, explica Ruiz a EFE.

“Se trata de alimentos completos que apenas han sufrido cambios desde su origen hasta que los compramos. La mayoría son productos frescos, por lo tanto perecederos en un corto plazo y, en general, no llevan ‘listado de ingredientes’ porque ellos mismos son el único ingrediente de ese alimento”, puntualiza.
Hay que ir a los alimentos reales, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, tubérculos, carnes, pescados...
Hay que ir a los alimentos reales, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, tubérculos, carnes, pescados...
Añade que “también podemos considerar como ‘alimentos reales’ aquellos que han sufrido un procesamiento mínimo sobre todo con el objetivo de facilitar su uso a los consumidores o prolongar la vida útil del producto”, como por ejemplo mediante la fermentación, la maduración, la congelación, la pasteurización o su puesta en conserva.

La doctora Ruiz señala que llevar una alimentación saludable es tan sencillo que se puede resumir en tres puntos: “uno: basarse en alimentos reales y ser variada en este tipo de alimentos; dos: evitar los productos ultraprocesados y los procesados poco saludables; y tres: dar el mayor protagonismo a las verduras”. EFE

Cuanto menos ingredientes tenga en el listado de su etiqueta, más "real" es un alimento. Y si no lleva listado de ingredientes como un tomate de la frutería o un bacalao de la pescadería, ¡mejor!



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad