Equidad de género

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com



La equidad de género se refiere a la capacidad de ser equitativos y justos en relación al trato de hombres y mujeres teniendo en cuenta sus diferentes necesidades. En una situación de equidad de género, los derechos, responsabilidades y oportunidades de los individuos no se determinan por el hecho de haber nacido mujer u hombre. La discriminación de género implica que no se otorgan iguales derechos a hombres y mujeres; esta se observa en la violencia cotidiana hacía las mujeres, la discriminación laboral, la falta de acceso a ciertas posiciones laborales, a la educación, a la propiedad privada, y otras más.

El tiempo ha demostrado que si bien existen diferencias entre hombres y mujeres éstas no implican una inferioridad de capacidades, sino que el sexo no es determinante en la eficacia de las personas en diferentes ámbitos de lo social, político, laboral y familiar. En relación al trabajo las mujeres tienen mayores dificultades para acceder a posiciones de poder, lo que implica que muchas decisiones tomadas reflejan las preferencias de los hombres y no de las mujeres.

Cuando Mujeres y hombres realizan trabajos similares con iguales profesiones ellas son menos remuneradas que los hombres; también realizan muchas actividades productivas, relacionadas con las tareas hogareñas que no son remuneradas, lo que da lugar a una evidente diferencia de poder entre ellos y ellas.

El proceso para lograr la equidad en Colombia ha sido lento, debido a que implica cambios enraizados de actitudes cotidianas y de conceptos que van de generación en generación; sin embargo estos cambios en la legislación no se deben posponer.

La mujer ha tenido un notorio avance y se le reconoce como profesional ya, que allí no ha llegado por azar, han sido muchos los momentos de sacrificios y obstáculos que han tenido que sortear ellas. Apesar que se ha avanzado gradualmente en la legislación que las ampara, se observa discriminación contra el sexo femenino. El panorama que se ve hoy día es que la mujer es la principal víctima. No hay equidad para ellas, cuando existe una ley que se debe cumplir en el porcentaje de cargos a proveer, gestada, motivada e impulsada por el Movimiento político Mira. La mujer debe mostrar toda su naturaleza femenina, talento, liderazgo, encanto, atracción natural llena de complejidades, matices, todo lo que sea de ellas, que las hace más exóticas, diferentes y bellas y no entrar con el ánimo de competir por competir con el hombre; esto es lo que le enriquece su vida interior y exterior como también la búsqueda y logro de un equilibrio de manera inteligente e integral con todo lo que le rodea.

El hombre que presume y se considere estable, mira a la mujer con marcado resentimiento y con algo de miedo por tenerla compitiendo con él, este, no quiere perder la hegemonía o superioridad. La mujer es esencial en el proceso de desarrollo humano de una nación; por ello la modernidad de la tendencia a través de su invaluable rol de múltiples facetas en la ejecución y fortalecimiento de las actividades laborales cada día la obliga más y más a proyectarse a la altura del profesionalismo que la ética y la moral lo exigen priorizando en sus acciones el mejoramiento de la calidad de vida del individuo familia y la sociedad y por ende el nivel económico de la región.

Actualmente la desigualdad de géneros es una situación confusa que los gobiernos y organismos nacionales e internacionales tratan de erradicar. La equidad de género es vital para mejorar las condiciones económicas, sociales, políticas y culturales de una nación, lograrla es un reto para toda las sociedades.

La mujer moderna tiene como reto buscar un equilibrio, llenar o suplir en esta sociedad el complemento que la proyecta a romper el paradigma y las barreras machistas existentes.



Más Noticias de esta sección

Publicidad