El gran aporte de los pequeños empresarios

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Afirmar que las pequeñas y medianas empresas generan el 70% del empleo del mundo no es una exageración.
Esta cifra refrendada por la ONU confirma la importancia que tienen en la reducción de la pobreza, debido a que una gran porción de los empleos son cubiertos por trabajadores pertenecientes a los sectores más vulnerables de la sociedad. Además son responsables del 50% del Producto Interno Bruto a nivel mundial.
En Colombia, de acuerdo con datos a marzo de 2019 suministrados por Comfecámaras, entidad que agrupa a todas las cámaras de comercio del país, existen 1.619.041 micro, pequeñas y medianas empresas en el Registro Único Empresarial –RUES-. De estas el 92.2% corresponden a microempresas, es decir, hay 1.492.755 negocios de este tipo en el territorio y para el primer semestre del 2019 se crearon un total de 171.033 microempresas lo que representa el 99.7% del total de nuevas unidades productivas en ese período del año que fue de 171.661.
Los nuevos emprendedores son el factor clave del crecimiento de la economía sobre todo en los países en desarrollo. El aporte en la creación de empleos es significativo en el mercado colombiano y actualmente las Mipymes (micros, pequeñas y medianas empresas) aportan el 80% del empleo en el territorio nacional, esto de acuerdo a cifras del Ministerio de Comercio Industria y turismo; no podemos perder de vista que las microempresas contribuyen con 11.000.000 de empleos de acuerdo con las cifras oficiales del Dane.
No obstante, el proceso de crear una microempresa en el país no es una tarea fácil. Los nuevos emprendedores afirman que todavía existen muchos trámites y el proceso de formalización implica una serie de gestiones complejas, a pesar de que el actual gobierno viene trabajando seriamente en facilitar la tarea a estos grandes protagonistas de la economía colombiana.
El Gobierno Nacional viene facilitando el camino para que las pequeñas empresas en Colombia puedan incrementar su productividad, la formalización empresarial y laboral a través de exenciones tributarias y los incentivos para el fortalecimiento de estas con el fin de incrementar la competitividad del país. Además surge el proyecto régimen SIMPLE que busca consolidar en una única tarifa todas las obligaciones tributarias vigentes para los pequeños empresarios con tasas diferenciales del impuesto entre el 2 y el 11.6%.
De igual manera quienes inviertan en proyectos de investigación, tecnología e innovación contarán con incentivos como el descuento tributario del 25% de la inversión realizada. Aquí es importante describir los tipos de proyectos de inversión que serán beneficiarios: investigación básica o aplicada, desarrollo experimental o tecnológico, innovación de productos, de procesos o innovación organizacional. Estas inversiones podrán ser realizadas a través de investigadores, grupos o centros de investigación, incubadoras de base tecnológica que se encuentren reconocidos y registrados por Colciencias.
En días pasados observando el gran apoyo publicitario al paro nacional a través de los medios de comunicación y las redes sociales, reflexioné sobre la importancia de la microempresa en Colombia y las consecuencias negativas que pueden generar estos movimientos a los pequeños empresarios y en general a la economía colombiana como despidos originados por bajas ventas más el cierre de otros pequeños negocios.
Para concluir debemos dimensionar el beneficio que estos empresarios aportan al país; Las familias de miles de colombianos que viven del día a día laborando cómo meseros, empleados de servicios generales, personal de cocina de pequeños restaurantes, conductores, ven como sus ingresos se reducen dramáticamente cómo consecuencia de un paro que paradójicamente atenta contra el futuro laboral de los jóvenes que participan activamente en estos movimientos.


Publicidad