ELN asegura no haber amenazado a periodistas en Santa Marta

Los directores de medios de comunicación amenazados fueron Cipriano López Jánica, Lina María Peña, Yannis Moscote, Víctor Polo Rodríguez, Miguel Martínez, Víctor Rodríguez, Aristides Herrera y Leopoldo Díazgranados.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Por su parte, las autoridades por intermedio de inteligencia militar y de policía adelantan las investigaciones para establecer la procedencia del panfleto amenazante.

El Ejército de Liberación Nacional, Eln, negó su autoría del panfleto que viene circulando en redes sociales en el que amenazan los periodistas Cipriano López, Yanis Moscote, Víctor Polo, Víctor Rodríguez, Lina Peña, Miguel Martínez, Leopoldo Díazgranados, además del exconcejal, Aristides Herrera, quienes ofician como directores de diferentes medios de comunicación en Santa Marta.

Así lo dio a conocer la Delegación de Diálogos de esa guerrilla a través de un comunicado de prensa que fue colgado la tarde de este sábado en la página oficial de la emisora ‘Voces Eln’.

El grupo subversivo indicó que, “Está circulando un panfleto atribuido al Ejército de Liberación Nacional, Eln, en el que amenazan a ocho periodistas del departamento del Magdalena. El panfleto no es de autoría del Eln, no es nuestra política amenazar ni perseguir el ejercicio periodístico, además no existe un Frente guerrillero con el nombre de Sierra Nevada. Los autores de este panfleto buscan confundir, atemorizar y generar zozobra en el departamento”.

Con esto se confirma lo dicho por el coronel Luis Agudelo Jaime, comandante de la Segunda Brigada del Ejército Nacional, quien señaló que, de acuerdo con las investigaciones adelantadas se pudo establecer que las amenazas eran falsas.



Así mismo manifestó, el oficial que, desde el mismo instante que se hicieron públicas las supuestas amenazas se conformó un grupo especial de inteligencia entre Ejército y Policía para adelantar las investigaciones correspondientes para establecer el origen de estas y dar con la identidad de los responsables.

Como se sabe en el escrito, los comunicadores fueron declarados objetivo militar tras considerarlos “aliados de los Cotes y las clases tradicionales en esta parte del país que se oponen al cambio liderado por el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo”, según el comunicado.

En el mismo, les daban 48 horas para que salieran del país junto con sus familias o se atenían a las consecuencias, intimidaciones que fueron recibiendo uno por uno a sus teléfonos celulares.
Ante esta situación, las reacciones no se hicieron esperar y fue la Fundación para la Libertad de Prensa la primera en hacerlo rechazando el hecho y solicitando a las autoridades que se investigue y se garantice la seguridad de los comunicadores.

De igual manera, los afectados fueron convocados a una reunión en la que estuvieron presentes Policía, Ejército Fiscalía, Personería Distrital y Defensoría de Pueblo en donde se determinaron algunas acciones para garantizar su seguridad.



Más Noticias de esta sección

Publicidad