El mejor momento para aprender es ahora

Las aplicaciones móviles que optimizan las tareas y gestiones relacionadas con las finanzas personales y empresariales evitando las tareas repetitivas; y los blogs, canales de YouTube y redes sociales que aportan consejos financieros, son herramientas clave para una economía saludable. (Foto: Drazen Zigic /Freepik)

TEMA DEL DÍA
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Optimizar la educación financiera es uno de los mejores propósitos para el año que comienza. Facilitará los medios para cumplir objetivos clave como cuidar la salud, mejorar la alimentación, reducir el estrés y la ansiedad y hacer ejercicio con regularidad.

Pocas habilidades tienen un impacto tan directo e importante en la calidad de vida y bienestar futuro, como la educación financiera, entendida básicamente como la capacidad de entender cómo funciona el dinero y tener los conocimientos necesarios para ganarlo, ahorrarlo, administrarlo, protegerlo, invertirlo y pedirlo prestado, de la manera más conveniente.

Comprender los conceptos y productos financieros y saber tomar decisiones fundamentadas, evaluar riesgos y descubrir buenas oportunidades en materia de finanzas personales, es siempre algo fundamental, pero se ha vuelto prioritario en tiempos de inestabilidad e incertidumbre económica como los que vivimos y probablemente se avecinan, aseguran los especialistas.

Le puede interesar:  El payaso, los cómicos de la nariz roja, tiran la toalla

Por eso, “el mejor momento para iniciarnos en nuestra educación financiera es ahora mismo, en el nuevo año que comienza”, aseguran  Ignasi Verges y Víctor Ferrer, directores ejecutivos, CEO´s y fundadores de Vuala, ‘app’ que automatiza la recopilación y subida de facturas en un único sitio ‘online’.

Destacan que las aplicaciones móviles, ‘apps’, que optimizan el trabajo contable, así como los blogs, canales de YouTube, redes sociales y plataformas, que ofrecen consejos financieros, pueden ser recursos valiosos para los jóvenes que van a ser empresarios o quieren montar su propia empresa en un futuro próximo”.

“La integración de la tecnología en la educación financiera, también es esencial para que los emprendedores mayores tengan unos negocios saludables, proporcionándole un apoyo adecuado a este sector, a través de programas de capacitación personalizados, mentoría y recursos en línea accesibles” apuntan.


Principios básicos de

educación financiera

Verges y Ferrer trasladan a continuación diez recomendaciones de educación financiera muy básicas y prácticas, enfocadas en distintos aspectos de la economía personal como consumidores de productos o servicios, que se puede aplicar en 2024 para tener unas finanzas más saludables y prósperas:

1.- Manejar el dinero a diario. Establecer un presupuesto detallado para controlar lo que se gasta a diario y registrar los ingresos y gastos para tener una visión clara de la situación financiera, ayudará a evitar sorpresas desagradables al final del mes y a tomar decisiones informadas sobre cómo distribuir el dinero.


Le puede interesar:  Día contra la Malaria en las Américas: Un llamado a la acción

2.- Cumplir los objetivos financieros. Definir metas financieras realistas y alcanzables a corto, mediano y largo plazo, proporciona un marco para las decisiones y motiva a ahorrar y gestionar recursos de manera efectiva para alcanzar los objetivos fijados.

3.- Obtener una imagen real de la situación. Esto puede resultar difícil. Para resolverlo, es importante tener disponibles y al día, todos los documentos contables o relacionados con las finanzas, y no solo justo antes de presentar los impuestos. 

4.- Mejorar la educación financiera. Estos especialistas aconsejan invertir tiempo en entender conceptos clave de las finanzas personales, como inversiones, impuestos y ahorro, por medio de cursos online, blogs y vídeos de Youtube, para poder tomar decisiones más informadas, maximizando las oportunidades de crecimiento y evitando errores costosos.

5.- Usar las tarjetas de crédito de manera responsable. Es aconsejable pagar el saldo completo cada mes para evitar intereses elevados; aprovechar beneficios y recompensas de esta herramienta, siendo conscientes de los límites para evitar deudas acumuladas; planificar el recibo mensual de la tarjeta, y establecer un máximo acorde con los ingresos.


6.- Tener siempre disponible algo de liquidez. Mantener un fondo de emergencia con el dinero para cubrir al menos tres a seis meses de gastos, para protegerse ante imprevistos como la pérdida del empleo o los gastos médicos inesperados, lo cual proporcionará tranquilidad y estabilidad financiera.

7.- Encontrar la mejor relación calidad-precio. Investigar y comparar precios antes de realizar compras importantes; analizar la calidad del producto o servicio en relación con su precio; evitar gastos innecesarios; y procurar obtener siempre el mejor valor a cambio de nuestro dinero, contribuirá a un manejo financiero más efectivo.

8.- Usar la tecnología para mejorar las finanzas.  Utilizar herramientas digitales, como las ‘apps’ de gestión financiera, para realizar un seguimiento de los ingresos y gastos; automatizar tareas; recibir alertas sobre tendencias en presupuesto; simplificar la tramitación de facturas y enviarlas automáticamente al gestor. 


Le puede interesar:  Alza en los índices de depresión: Una realidad agravada

9.- Tener un ‘colchón financiero’ para emergencias. Es importante priorizar la creación y mantenimiento de un fondo de emergencia, que evitará que se tenga que endeudar o recurrir a un crédito en situaciones inesperadas, como las reparaciones del hogar o los problemas de salud.


10.- Evitar los gastos impulsivos o irreflexivos. Antes de realizar compras impulsivas, se debe detenerse, reflexionar y preguntarse si realmente se necesita el artículo que vamos a adquirir y cómo impactará en el presupuesto, para tomar una decisión fundamentada y reducir las posibilidades de arrepentirnos más adelante.

11.- Reducir el endeudamiento. Dar prioridad al pago de las deudas, comenzando por aquellas con tasas de interés más altas; establecer un plan de pago y evitar acumular más deudas, ya que reducir la carga financiera mejora la posición a largo plazo y brinda mayor libertad económica.




Escrito por:
Autor: Rony Barrera

Más Noticias de esta sección

Publicidad