Man.City e Inter premian fidelidad para repartir 40.000 entradas para la final de Estambul

Manchester City e Inter buscará disputar quién será el campeón de la Champions League del 2022/2023

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El Manchester City y el Inter de Milán, que disputarán la final de la Liga de Campeones, el próximo 10 de junio en Estambul, han coincidido en su estrategia a la hora de repartir las 20.000 entradas que entregará cada club a sus aficionados, premiando la fidelidad de apoyo: el City, mediante un sistema de puntos acumulados por asistencia al Etihad Stadium esta temporada; y el Inter apelando a la condición de socios durante los tres últimos años.

 

El City pone en valor haber asistido a los partidos de casa durante el año en las cuatro competiciones que ha jugado su equipo. El Inter, por su parte, ha recibido duras críticas del sector más radical de sus hinchas, por este método que no tiene en cuenta a los grupos de animación organizados.

 

El Manchester City ha recibido 19.926 entradas para la final de Estambul, que repartirá a sus aficionados de la siguiente manera: El club abrirá varias ventanas de compra para aquellos aficionados que hayan solicitado los tickets, la primera de ellas fue el 26 de mayo y solo estuvo abierta para aquellos seguidores que hayan acumulado el máximo de 19.000 puntos posibles esta temporada.

 

¿Cómo se consiguen estos puntos? Asistiendo a los encuentros que se disputen en casa de las cuatro competiciones posibles: Premier League, FA Cup, Copa de la Liga y Champions League. Cada torneo da una serie de puntos por partido y estos aumentan en función de si el abono es de mayor valor -el más lujoso se llama 93:20, en honor al instante en el que Sergio Agüero marcó su famoso gol en 2012-.

 

Le puede interesar:   Santa Marta se destaca en el Fútbol regional femenino

Los aficionados que no hayan acumulado el máximo de puntos pudieron acceder a la compra el 29 de mayo, en tres ventanas, con tres horas de diferencia. Lo mismo ocurrió el día 30, cuando ya se cerró la compra, permitiendo el acceso a todos aquellos aficionados del City con abono europeo. Los agraciados recibirán un código que podrán introducir en la web de la UEFA a la hora de sellar la compra.

 

En cuanto a los vuelos, el City, en colaboración con su patrocinador 'Sportworld', ha organizado varias categorías de viajes a Estambul. El más barato incluye vuelo desde Mánchester a Estambul a las 5:30 de la mañana el día de la final, transporte del aeropuerto al estadio y vuelta esa misma madrugada a la ciudad inglesa a las 3:30 de la mañana. El coste es de 995 libras (1.150 euros) y no incluye entrada.

 

El City también ofrece la posibilidad de viajar el viernes y volver el domingo por 1.080 libras, donde no se incluiría transporte de ida y vuelta al aeropuerto ni entrada. A esta opción se le puede añadir dos noches de hotel por 1.499 libras por persona en caso de una habitación doble y 1.720 libras en caso de requerir una habitación individual.

 

En la única final de Champions que el City ha disputado en su historia, la de Oporto en 2021, unos 6.000 aficionados viajaron a Portugal, en un partido que, eso sí, estuvo aún marcado por las restricciones covid.

 

El Inter, a diferencia de su rival inglés, solo ha abierto un período de venta. Entre el lunes 22 y el miércoles 24 de mayo, los aficionados 'nerazzurri' pudieron solicitar su entrada. Sin embargo, solo pudieron optar a entradas los 37.000 abonados de esta temporada y los casi 50.000 socios que se inscribieron a lo largo de las últimas tres temporadas (20-21 a 22-23).

 

Al disponer únicamente de 20.000 entradas para la final, el club italiano informó a los solicitantes que, para la adjudicación de los boletos, se tendrá en cuenta "a los abonados o socios durante varias temporadas, siempre con vistas a premiar la fidelidad".

 Le puede interesar:    Selección Colombia lista para el rodaje frente a Corea y Japón

Una decisión que generó polémica y que no gustó nada al sector radical, la Curva Nord, que no dudó en expresar su malestar por no tener privilegios a la hora de optar a una entrada, con un comunicado y sin animar a su equipo durante los primeros quince minutos de la final de la Coppa Italia.

 

"Es impensable que los aficionados organizados tengan que hacer cola con el resto de aficionados del Inter de todo el mundo; aficionados del Inter como nosotros, sin duda, pero que en su mayoría nunca han hecho sacrificios durante el año para estar constantemente presentes, ya sea en casa o fuera. Como Curva Nord, no aceptaremos pasivamente vernos relegados a ser espectadores de otros aficionados del Inter que no tendrán las aptitudes y capacidades para sustituirnos en el liderazgo de la afición", expresó la organización interista.

 

Los aficionados que puedan optar a entrada para la gran final, cuyo precio oscilará entre los 70 y los 690 euros en función del sector en el campo, podrán escoger también la opción de viaje organizado, aunque el Inter solo ha hecho público que existirá la opción "vuelo chárter + traslado estadio/aeropuerto", sin especificar precios u horarios por el momento.

 

El problema en Milán, todavía sin entradas vendidas a los solicitantes que pasaron el 'filtro' de fidelidad, es que ya están surgiendo los primeros casos de reventa y estafa. Son varios los aficionados que han puesto en venta el código que les ha facilitado el club para poder adquirir la entrada desde la página de la UEFA. Incluso, algunos fingen tener uno para lucrarse.

 Le puede interesar:    Unión Magdalena alista el cronograma para sus próximos compromisos

Estos códigos se están vendiendo, ya sea por canales de Telegram o de cualquier otra red social, desde los 180 a los 1.500 euros. Todo sin contar luego el precio de la propia entrada y el viaje en sí. El Inter ya ha avisado que hará controles para encontrar a los revendedores, con la intención de evitar que se repitan casos de estafa como los vividos en las semifinales ante el Milan. EFE