Japón ultima la inauguración de los JJOO sin perder de vista a la Covid-19

Japón se encuentra en alerta por los contagios de Covid, pero no se contempla la cancelación de los Juegos.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Las infecciones en el corazón de Tokio 2020 ya han provocado las dos primeras retiradas de la competición.

Japón ultima los preparativos de la inauguración este viernes de los Juegos Olímpicos de Tokio, a la que asistirán una quincena de líderes extranjeros, sin perder de vista el mayor número diario de contagios de covid-19 en la capital en más de seis meses.

Cuando quedan pocas horas para la ceremonia de inauguración no dejan de acumularse imprevistos para los organizadores. A la dimisión a última hora del compositor de los primeros compases de la ceremonia inaugural, que serán sustituidos, se suma el pronunciado aumento de contagios en el área metropolitana, que están generando inquietud.

Tokio contabilizó 1.832 nuevos casos de covid-19 este miércoles, la primera jornada de competiciones olímpicas (con el inicio de los partidos de sófbol femenino) y con la ceremonia aproximándose.

Se trata de la cifra más elevada desde mediados de enero y a ella hay que sumarle los contagios identificados dentro de la “burbuja” olímpica, que el comité organizador publica por separado. En lo que va de julio el número total asciende a 75, incluidos seis atletas.

Los expertos sanitarios japoneses llevan un tiempo alertando de que al ritmo actual de incremento, para la ceremonia de inauguración de los Juegos las cifras de nuevos casos diarios solo en Tokio se situarán entre los 2.000 y 2.500, una situación peor que durante la tercera ola nacional, y la tasa será mucho mayor en agosto.

Las infecciones en el corazón de Tokio 2020 ya han provocado las dos primeras retiradas de la competición, las de la taekwondista chilena Fernanda Aguirre y la skater holandesa Candy Jacobs, que se perderán sus pruebas tras haber contraído el patógeno, y mantiene a decenas de contactos cercanos pendientes de sus test.