Cabo segundo del Ejército Nacional gana bronce en los Juegos Bolivarianos 2022

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Cristian Bravo, valluno de nacimiento y amante del deporte, conquistó ayer la medalla de bronce en lucha grecorromana, categoría 130 kilogramos.

El cabo segundo Cristian Bravo, oriundo de Palmira, Valle del Cauca, vistió de gloria al Ejército Nacional, ganando la medalla de bronce en lucha grecorromana, categoria 130 kilogramos, en los XIX Juegos Bolivarianos 2022 que se desarrollan en Valledupar, Cesar.

Este joven de 25 años, suboficial de la institución, inició su vida deportiva en su amada Cali, cuando aún se encontraba en el colegio. Desde ahí empezó su proceso de formación en la lucha grecorromana, siendo parte de la Selección de Lucha del Valle; no obstante, ese amor que sentía por esta disciplina era compartido por su sueño de ser militar.

Cristian decidió después determinar sus estudios de bachillerato, prestar su servicio militar en el Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate N.° 3, ubicado en Cali, y posteriormente ingresar a la Escuela Militar de Suboficiales Sargento Inocencio Chincá, haciendo parte del curso 97 (2015), luego destinado al Batallón de Instrucción, Entrenamiento y Reentrenamiento N.°14, en Puerto Berrío, Antioquia.

Desde ahí este suboficial continuaba con sus entrenamientos en esta disciplina, dividiendo su tiempo entre sus prácticas y dictando clases de instrucción en técnicas militares a soldados. Luego de un año, fue trasladado a la Federación Colombiana Deportiva Militar, donde empezó a cosechar triunfos para Colombia y el Ejército Nacional, compitiendo en juegos nacionales e internacionales.

Leer también: Soldado Habib Salas ganó medallas de oro en los Juegos Bolivarianos 2022

El cabo segundo Cristian Bravo ha participado en varios campeonatos realizados en Cuba, Rusia y Panamá, donde se ha ubicado en los puestos cuarto y quinto, así mismo, ha obtenido reconocimiento por sus técnicas de llave y proyecciones empleadas para ganar en las competiciones.

Este suboficial del Ejército, quien cambia su trusa deportiva por su uniforme pixelado, para brindar seguridad a los colombianos, continuará sirviendo con vocación y amor a la patria, a su amado Ejército; así mismo, seguirá con sus entrenamientos en la lucha grecorromana que le permitan obtener más triunfos para Colombia y la institución.

Quizás le interese: Colombia pasa de las 100 medallas de oro en los Juegos Bolivarianos



Más Noticias de esta sección

Publicidad