¿Los tatuajes son para siempre?

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


“No es el láser quien elimina el tatuaje, sino nuestro propio organismo”, aclara la doctora Mercè Campoy, especialista en medicina estética y tratamientos láser.
La intención era que durase toda la vida, pero los gustos, las modas y hasta las personas pueden cambiar con los años. Por eso uno puede llegar a aborrecer lo que antes adoraba, como esa flor en el hombro, el tribal en la espalda o, peor aún, el nombre de un ex que sigue llevando grabado en la piel. Por fortuna, la tecnología médica actual permite eliminar muchos de estos tatuajes.

Tatuarse es una tendencia que cada vez tiene más seguidores. Una frase inspiradora, un adjetivo que nos define, un dibujo vistoso o el nombre de alguien especial son algunos de los motivos elegidos para que decoren la piel eternamente. Pero, a veces, para siempre resulta ser demasiado tiempo y uno puede cansarse de lo que antes le encantaba. Frente al arrepentimiento surge la gran pregunta: ¿es posible eliminar un tatuaje? La respuesta es, por lo general, afirmativa, aunque el resultado final depende de muchos factores.

Leer también: OMS defiende aumento de precio del alcohol como política más efectiva para salud

“Hace años, eliminar un tatuaje era casi una utopía por los tratamientos costosos y prolongados en el tiempo. Además, no siempre se conseguía un resultado sin marcas. Ahora contamos con un láser de alta eficacia que permite recuperar una piel limpia y sin rastro del pasado”, afirma Cristina Álvarez, experta en estética y cofundadora de los centros que llevan su nombre, ubicados en Madrid.



“Cuando un paciente decide que quiere borrar un tatuaje de su piel, es importante que esté bien informado y sea conocedor de cuál es el proceso del tatuaje en sí, cómo actúa el láser, qué particularidades tiene cada tinta, etc. Tener información fidedigna sobre todo ello hará que se sienta seguro ante el tratamiento y que sepa escoger la tecnología y profesionales adecuados para que éste sea seguro y efectivo”, señala la doctora Mercè Campoy, especialista en medicina estética y tratamientos láser, además de autora de una guía médica para la eliminación de tatuajes con láser.

La doctora Campoy recalca la importancia de conocer el procedimiento mediante el que se realizan los dibujos sobre la piel. En este sentido, explica que, al realizar un tatuaje, se lesiona la piel para depositar partículas de tinta en la dermis. Estas partículas son lo suficientemente grandes para que el sistema inmunitario no pueda absorberlas y retirarlas, por lo que el dibujo puede durar toda la vida.

La especialista expone que, con el láser, se envían ondas de choque con la energía suficiente para romper las partículas de tinta y hacerlas más pequeñas para que el cuerpo pueda enviar a los macrófagos y que éstos puedan eliminarlas a través del sistema linfático. Los macrófagos son unas células del sistema inmune que ingieren bacterias y otras sustancias extrañas al organismo. De esta manera, se puede decir que el láser ayuda a que el organismo continúe un proceso natural. “No es el láser quien elimina el tatuaje, sino nuestro propio organismo”, recalca la doctora Campoy.

Para eliminar un tatuaje se necesitan varias sesiones, no es posible hacerlo de una sola vez. El número total de sesiones depende de múltiples factores pues, por una parte, el cuerpo de cada persona, sus macrófagos y su sistema linfático es distinto al resto.



Más Noticias de esta sección

Publicidad