Empleo_SantaMarta

Campesinos de Magdalena a punto de ir a la quiebra por efectos del ‘Niño’

En la imagen, se puede ver a uno de los campesinos afectados por el fenómeno del Niño, junto a uno de sus bovinos fallecidos debido a la escasez de alimento.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La prolongada sequía ha generado pérdidas en sus cultivos y ganado lo que ha golpeado duramente sus ingresos económicos.

 Las comunidades del departamento del Magdalena enfrentan una situación crítica debido a las intensas sequías y las elevadas temperaturas que afectan el territorio desde enero de este año; municipios como Pivijay, Algarrobo y Cerro de San Antonio se ven especialmente afectados por esta crisis, con un impacto devastador en los cultivos y la ganadería.

Le puede interesar:  Se agrava crisis sanitaria por alcantarillado en El Retén

 Esta situación pone en riesgo la seguridad alimentaria y el bienestar de las familias magdalenenses.


 Las prolongadas sequías han diezmado los cultivos en el Magdalena, ocasionando cuantiosas pérdidas económicas para los agricultores. La falta de agua ha marchitado las plantaciones, dejando a muchos campesinos sin sustento y agravando la situación de pobreza en el departamento.

 Ante esta situación alarmante, las familias del Magdalena claman por la intervención urgente de las autoridades gubernamentales. Exigen medidas concretas para mitigar los efectos de la sequía y las altas temperaturas, tales como la distribución de agua potable y alimento para el ganado, la implementación de planes de riego y la búsqueda de soluciones a largo plazo para enfrentar el cambio climático.

 Le puede interesar:  Caerían fuertes lluvias en subregión Centro del Magdalena

Afectaciones en materia de cultivos

 Las sequías han arrasado con una gran extensión de tierras cultivadas, impactando negativamente la producción agrícola en el departamento y es que no solo los agricultores se han visto perjudicados, sino que las familias que dependen de la pesca también han hecho un llamado a la acción por parte de la Administración Departamental y el Gobierno Nacional.

 La crisis climática ha puesto en riesgo la seguridad alimentaria y el bienestar de las familias magdalenenses, quienes dependen en gran medida de la agricultura, la ganadería y la pesca para su subsistencia.





Más Noticias de esta sección

Publicidad