Anuncio-empleo-el-informador-febrero

Hoy, Día de Santo Tomás de Aquino, quien escribió la famosa obra ‘Summa Teológica’

Destacado por su gran sencillez, por su enseñanza y predicación, dedicado al trabajo Teológico.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Santo Tomás fue profesor de la Universidad de París, murió el 7 de marzo de 1274 con solo 49 años de edad, lo declararon Santo en 1323, se destacaba por su gran inteligencia. 

Él 28 de enero se conmemora a Santo Tomás de Aquino, día en el que sus restos fueron llevados a la catedral de Toulouse. Aquino  nació en  Roccasecca,  llevó a cabo sus primeros estudios con los benedictinos en Montecassino, fue graduado como doctor de Teología en la Universidad de París, era filósofo y Teólogo de la iglesia católica, estuvo a cargo del colegio Pontificio de Roma, donde se preparaban jóvenes para puestos de suma importancia. Era conocido por ser Patrono de los estudiantes, escribió su obra de 14 tomos titulada como “Summa Teológica”, obra que describe en un lenguaje natural profundos misterios teológicos.  

Más tarde fue convocado por el papa y por siete años exploró por el país italiano predicando y enseñando, personas residentes del país se acercaban a escucharlo y cada día se sentían más cercanos de Dios al escuchar la palabra a través de él. 

Le puede interesar: Santo Tomás de Aquino, doctor de la iglesia

Santo Tomás de Aquino fue uno de los Santos más admirados por su sabiduría e inteligencia, valores que adquirió en oración y de rodilla ante el crucifijo. Compuso el “Palengelingua” y el “Tantum ergo”, entre otros cantos eucarísticos. Aquino tuvo fiel devoción por la Madre de Dios, La Virgen Maria. 

Él señor Jesucristo se le apareció y se dirigió a él diciéndole: “ Tomás, has hablado bien de mí. ¿Qué quieres a cambio?”. Santo Tomás respondió: “Señor: lo único que quiero es amarte, amarte mucho, y agradecerte cada vez más”.

Empleó su verdad completamente al servicio de los demás. 

Oración a Santo Tomás de Aquino

Angélico doctor Santo Tomás, gloria inmortal de la religión, columna firmísima de la Iglesia, varón santísimo y sapientísimo, que por los admirables ejemplos de tu inocente vida fuiste elevado a la cumbre de una perfección consumada, y con tus prodigiosos escritos eres martillo de los herejes, luz de maestros y doctores, y milagro estupendo de sabiduría;

Quizás le interese: Hoy es la fiesta de Santo Tomás de Aquino, el doctor de la Iglesia

¡Oh! quien acertara, Santo mío, a ser en virtud y letras verdadero discípulo, aprendiendo en el libro de vuestras virtudes y en las obras que con tanto acierto escribiste la ciencia de los santos, que es la verdadera y única sabiduría. 

¡Quién supiera hermanar, como vos, la doctrina con la modestia, y la alta inteligencia con la profunda humildad! Alcanzadme del Señor esta gracia, junto con el inestimable don de la pureza y haced que, practicando tu doctrina y siguiendo tus ejemplos, consiga la eterna bienaventuranza. Amén.

Leer también: Santo Tomás de Aquino, patrono de los estudiantes





Más Noticias de esta sección

Publicidad