El viejo Mile

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Hernando Pacific Gnecco

Hernando Pacific Gnecco

Columna: Coloquios y Apostillas

e-mail: hernando_pacific@hotmail.com

Paradójicamente, en los medios informativos de la Costa pasó casi desapercibido el centenario del nacimiento de uno de los históricos del vallenato, mientras en importantes diarios del interior la noticia fue comentada con cierta amplitud.

Pocas notas y escaso despliegue hubo para conmemorar el natalicio del "viejo Mile", autor del clásico universal "La gota fría", dado a conocer por "el mono" Guillermo Buitrago como "Qué criterio", e inmortalizado por Carlos Vives en su extraordinario trabajo "Los clásicos de la Provincia".

Fue de aquella estirpe en extinción del verdadero músico vallenato, completo por definición, que dominaba por igual la composición, el canto, la ejecución del acordeón, la piqueria, la parranda. Era uno de los aquellos juglares que se pasearon por la Provincia entera contando sus historias, conquistando corazones, enfrentando contendores y dejando una extensa herencia a su paso, de la cual surge toda una dinastía, de gran presencia y reconocimiento en el mundo musical.

Guajiro, como muchos de los grandes músicos del género vallenato, Emiliano Zuleta Baquero, el hijo de la vieja Sara, empezó a tocar a escondidas en La Jagua del Pilar, donde nació, con uno de los acordeones de su tío, Francisco Baquero Salas, demostrando su natural destreza para la música.

De espíritu combativo, proveniente de su madre, se inicia en las décimas y coplas gracias a la herencia de familia Salas encarnada en Sara Baquero, con las que después ganaría fama acompañado de su primer acordeón comprado en $12 de la época, derrotando en encuentros, parrandas y piquerias a cuanto oponente se le cruzaba, legado que recogieron sus descendientes con bastante éxito.

De su matrimonio con Carmen Díaz provienen, entre varios, los famosos "Hermanos Zuleta", Poncho y Emilianito, que además de dar lustre al vallenato, divulgaron muchas de las composiciones del viejo Mile: Carmen Díaz, Con la misma fuerza, El indio Manuel María y La piquería, entre muchas que mostraban a plenitud su espíritu de juglar, parrandero, mujeriego y maestro de los versos y la piqueria.

Decía Mile en una entrevista que la "música provinciana", hoy denominada vallenato, era un continuo enfrentamiento con otros músicos al que no se podía rehuir.

Fue Lorenzo Morales su más fuerte contendor, a quien le dedicó "La gota fría", ícono de la piquería antigua, espontánea, de respuesta inmediata y contundente. La de ahora, como dijo Mile en su lenguaje coloquial, es de "versos aprendíos y pies forzaos". Grandes amigos, Lorenzo y Emiliano fueron invitados muchas veces a contar sus historias y repetir las composiciones que los hicieron célebres; porque Morales, dicho sea de paso, le dio duro con "Rumores" y otras piezas célebres que registra la historia de la música provinciana de una larga contienda que se extendió amistosamente. Otro que se la puso difícil fue su hermano Toño Salas (un tigre pa versear, según Emiliano), reto plasmado en "El pollo y el gallo", y en "La piquería", entre tantos enfrentamientos de este par de hermanos, grandes verseadores.

El pasado 11 de enero se cumplió el primer centenario del natalicio de un músico que deja un legado musical importante y extenso, que será perpetuado por sus descendientes, como lo demuestran en sus presentaciones y parrandas. Glorioso e inspirador, el viejo Mile sigue siendo un referente del género vallenato.

Apostilla 1. ¿Desarme o no? El recién posesionado alcalde de Bogotá Gustavo Petro planteó y pondrá en marcha el desarme de la población civil en la capital por tres meses inicialmente. Gran controversia ha suscitado esta idea, que tiene apoyos y rechazos, que ha generado temor en unos y alivio en otros.

No es nuevo esto: Mockus lo hizo con éxito desde su primera alcaldía, como parte de una estrategia conjunta que logró reducir la criminalidad y, particularmente, el homicidio por armas de fuego. Cabe pensar que no se trata de un simple desarme sino parte de muchas acciones integradas conducentes a bajar significativamente las tasas de criminalidad y mejorar la seguridad ciudadana.

Apostilla 2. Otra polémica que desata Petro se refiere a las corridas de toros en la capital. No hace mucho, en la mismísima España se prohibieron las corridas de toros en toda Cataluña, y hay un creciente movimiento para que la prohibición se haga extensiva a toda esa nación, de donde proviene la llamada "fiesta brava". Los defensores la califican de arte; los opositores, de crueldad primitiva.

Lo cierto es que, más allá de haber sido en el pasado la Plaza de Toros de La Santamaría un escenario de importancia social, hoy, venida a menos, la fiesta está en franca decadencia por sustracción de materia, como lo demuestra el decreciente promedio de asistentes a cada corrida, el cada vez mayor promedio de edad de los aficionados y los aumentos en los costos para sostenerla. Bienvenidos ambos debates.

Más Noticias de esta sección

Publicidad