La enfermedad del siglo XXI

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Oscar Bravo Rojas

Oscar Bravo Rojas

Columna Sociológica

e-mail: osbraro@gmail.com


El prestigioso psicólogo colombiano Santiago Rojas, considera que la soledad es la enfermedad del siglo XXI. El gran problema radica principalmente en la manera en la que hemos tratado de llenar el vacío interior que nos lleva a la soledad y finalmente a la depresión.

La nuestra es una sociedad materialista y secularizada, donde en medio de esta inmensa selva de cementos y edificaciones, le hemos dado más importancia al tener, olvidándonos de lo más importante que es el ser. La tecnología ha vuelto al ser humano un esclavo de la misma, parecemos  unos meros autómatas, ya la vida social y familiar ha sido reemplazada por el celular, el computador, las tabletas, las cuales crean un mundo alejado de la realidad y por ende la soledad, la depresión, el estrés, la ansiedad, y en muchos casos los suicidios.

Ejemplo de lo anterior es Japón, un país considerado de primer mundo donde las condiciones de vida y de subsistencia son satisfechas de manera elevada, nos encontramos con la escalofriante cifra de más de treinta mil suicidios anuales, o sea que cada día prácticamente en el país del sol naciente se están auto eliminando cerca de cien personas, en medio de la mirada indiferente de una sociedad capitalista, cargada de seres humanos que se sienten solos y sin sentido para seguir viviendo.

Ante la anterior patología el doctor Rojas considera que el mejor remedio para lidiar con la soledad, la enfermedad de este siglo, es fortalecer nuestra vida interior. Y la mejor manera de hacerlo es siendo útil a los demás, como dice un refrán quien no vive para servir, no sirve para vivir. Practicando un deporte, manteniendo un pasatiempo sano, y no dejar de lado nuestra vida espiritual, la relación con un Ser Todopoderoso que quiere lo mejor para nosotros y para todos nuestros congéneres, tener una hermosa relación con la naturaleza, con los animales, con nuestro entorno, disfrutar de cada momento que tenemos de vida recibiendo y dando lo mejor de cada uno de nosotros, y estoy seguro que esta enfermedad desaparecerá para siempre de nuestra vida y finalmente lograremos el  verdadero objetivo del ser humano: vivir a plenitud y ser felices en medio de los problemas y dificultades.



Más Noticias de esta sección

Publicidad