La felicidad laboral.

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Oscar Bravo Rojas

Oscar Bravo Rojas

Columna Sociológica

e-mail: osbraro@gmail.com


“Encuentra la felicidad en tu trabajo o nunca será feliz”. Cristóbal Colon

Cuando hacemos referencia al trabajo, o nuestra actividad laboral, se nos viene muchas veces a la mente una rutina diaria que nos da el sustento para vivir, que algunos la realizan como una obligación, una carga pesada, que en ocasiones nos da satisfacción o felicidad.

Pero ante lo anterior, surge el interrogante: ¿qué es la felicidad laboral? Este término está directamente relacionado con disfrutar del trabajo que haces, sentirte orgulloso de la empresa, trabajar con gente con la que exista una buena relación, y que la remuneración salarial no sea lo más importante.

El 70 por ciento del tiempo de la persona se dedica al trabajo, a su actividad laboral, de ahí que los especialistas en el tema consideran lo importante que se sienta a gusto en su entorno laboral. “A nivel mundial también está confirmado que las personas se sienten más satisfechas cuando trabajan para sí mismos y no para los demás”, aseguró Garcés.

Según la encuesta elaborada por Trabajando.com, solo el 29% de los empleados del país está totalmente satisfecho con el empleo que tienen, mientras que el restante 71% no lo están.

Lo anterior demuestra que un grueso número de empleados trabajan solamente por el factor económico, o su trabajo no llena las expectativas que él tiene, o existen otros factores como puede ser: el jefe, los compañeros, el horario, las labores, el sitio de trabajo, las distancias, entre otros factores.

El interrogante seria: que hacer para que exista felicidad laboral? Como se consigue la misma? Para ello consultaremos la opinión de los expertos
Tal Ben-Shahar, psicólogo y exprofesor de Harward nos dice que ser felices en el trabajo es lo que nos lleva al éxito y no al revés. Para ello considera que la empresa debe invertir en sus empleados para lograr conseguir este objetivo

Tal hace referencia a la psicología positiva, que es esencialmente la ciencia de la felicidad, estudiar los factores que aumentan el bienestar individual, relacional y organizacional. Y cito algunos ejemplos de cómo las compañías pueden aplicarla. Primero, las empresas pueden ayudar a sus empleados a identificar y ejercer sus fortalezas. Las personas que conocen y usan sus fortalezas son más felices, están más motivadas y tienen más éxito en su trabajo. Segundo, proporcionar lo que la profesora de Harvard Amy Edmondson llama ‘seguridad psicológica’, que es la confianza de que ningún miembro del equipo será avergonzado o castigado si propone algo, pide ayuda o fracasa en una tarea. Cuando los errores se comparten y discuten, todos los miembros del equipo pueden aprender y mejorar. Cuando se ocultan, no hay aprendizaje y es más probable que los errores se repitan.

Tercero, motivan a los empleados a hacer ejercicio con regularidad: tres sesiones semanales de 30 minutos cada una tienen el mismo efecto que nuestra medicación psiquiátrica más poderosa. Por último, alientan a los empleados a tomar descansos regulares durante el día y respetan su tiempo en casa. Estar ‘encendido’ todo el tiempo no es útil para el empleado ni para la organización. Más no es necesariamente mejor. Necesitamos recargar nuestras baterías. La creatividad y la productividad disminuyen cuando no hay momentos de recuperación. Y eso incluye las vacaciones
Debiéramos tener en cuenta todas y cada una de estas recomendaciones, y seguramente seriamos más felices en nuestros trabajos y el éxito vendría como consecuencia del mismo.


Publicidad