Las elecciones de mitaca

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Ricardo Villa Sánchez

Ricardo Villa Sánchez

Columna: Punto de Vista

e-mail: rvisan@gmail.com



En democracia, cada cuatro años todos somos iguales, todos valemos lo mismo, y con un lápiz y un papel dibujamos el país que queremos. Ricardo Lagos.


Las elecciones de mitaca, en las que la ciudadanía decide sobre quienes administrarán las ciudades y los departamentos, o debatirán en las corporaciones públicas, en las últimas jornadas electorales, ha generado un equilibrio, entre las distintas fuerzas políticas del país. Ejemplo significativo es la capital, allí mientras el poder nacional, lo detentaban los sectores tradicionales, administraron la ciudad, durante más de una década, sucesivos gobiernos alternativos que, con sus errores y aciertos, transformaron el sentido de su gobernancia. Después del fin de la reelección presidencial, paradójicamente, del gran esfuerzo por la Paz, la derecha recuperó a Bogotá y avanzó al poder nacional.

La ciudadanía se ha activado, en la era de las comunicaciones en redes comunitarias, en que el mundo se hace cada vez más pequeño. Muchos están en una búsqueda de participar en apuestas políticas, que garanticen cambios para un mejor vivir. Esto se reflejó en las recientes elecciones y votaciones, en las que se amplió el acumulado histórico de las fuerzas progresistas. El Magdalena y Santa Marta, fueron claves en estas iniciativas políticas. Nos faltó grandeza, en poder lograr acuerdos que posibilitaran, no sólo mejores resultados en las presidenciales, sino que trascendieran lo electoral, para contribuir a una convergencia democrática de largo aliento que ahora se está hilando desde las organizaciones sociales y políticas.

Desde la base regional y local, por la vía de las urnas, se puede lograr el poder nacional. El Magdalena, ha estado dominado, casi desde que se inauguró la elección popular de gobernadores, con sus ires y venires, por los mismos con las mismas. En algunos picos, con desaciertos políticos, de ingrata recordación como la candidatura única con alianzas perversas, que se vio amenazada por el voto en blanco, o con las condenas por corrupción, de algunos de sus administradores. Sin embargo, las ciudadanías libres, en los recientes certámenes electorales, enviaron un mensaje contundente, de que unidos se puede lograr ganar el poder departamental.

Si se consigue conservar la histórica votación a la Alcaldía del Distrito, con más de 92.000 votos, concertar una coalición a la Gobernación, y Lista Unitaria a la Asamblea, entre otros, con los Decentes, la Coalición Colombia, los Liberales y Fuerza Ciudadana; concentrar las fuerzas para sostener la votación de más de 35.000 votos de la Lista de Coalición a la Cámara de Representantes; de los más de 201.000 votos en la segunda vuelta presidencial y de cerca de 185.000, en la Consulta Anticorrupción, para avanzar en alianzas en la Provincia, con candidaturas concertadas, vía consultas interpartidistas, encuestas o coaliciones, para las alcaldías, y de listas unitarias a corporaciones públicas, con un programa común, que cale en la ciudadanía, estaríamos cerca de esta anhelada alternancia.

En esta coyuntura, habría muchas posibilidades para que Carlos Caicedo Omar, sea el candidato de consenso a la Gobernación del Magdalena, eso sí, si logra articular una alianza amplia, que incluya tanto a los sectores alternativos, como a los actores de la provincia y hasta a volver a aventar el trapo rojo. No será fácil, ni nunca lo ha sido. Pero, se confía en que estará a la altura de las circunstancias. No sólo por su arriesgado trabajo público, de impacto en medio millón de votos en la reciente consulta interpartidista, su olfato político ─que, seguro, le permitirá avizorar la necesidad de la unidad─, la gente que lo acompaña, su capacidad organizativa y de movilización, sino, también, por la continuidad acertada de un modelo de gestión de avanzada en el Distrito. La situación allí es que esta alianza, tendría alguna huella en las candidaturas o coaliciones para la Alcaldía de Santa Marta. Es el momento de volver a creer, de tener esperanza. Juntos vamos a cambiar al departamento.
@rvillasanchez.


Publicidad