A luchar contra los efectos del desempleo

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los confinamientos y otras medidas de lucha contra la pandemia de la Covid-19 causaron en Latinoamérica una pérdida de horas de trabajo equivalentes a 80 millones de empleos en el segundo trimestre, o un 33,5 por ciento del total, indicó un estudio de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.
La OIT es un organismo especializado de las Naciones Unidas que se ocupa de los asuntos relativos al trabajo y las relaciones laborales. Fue fundada el 11 de abril de 1919, en virtud del Tratado de Versalles con el doble objetivo de lograr la expansión global de los derechos de los trabajadores y atenuar las causas de las revoluciones obreras que sacudieron fundamentalmente a algunos de los países involucrados en la Primera Guerra Mundial; su Constitución, sancionada en 1919, se complementa con la Declaración de Filadelfia de 1944.

La OIT tiene un gobierno tripartito, integrado por los representantes de los gobiernos, de los sindicatos y de los empleadores. Su órgano supremo es la Conferencia Internacional del Trabajo, que se reúne anualmente en junio. Su órgano ejecutivo es el Consejo de Administración, que se reúne cuatrimestralmente en Ginebra. Toma decisiones sobre políticas de la OIT y establece el programa y presupuesto que posteriormente son presentados a la Conferencia para su aprobación.

En 1969 la OIT recibió el Premio Nobel de la Paz. Está integrada por 187 estados nacionales y no tiene potestad para sancionar a los gobiernos.

Latinoamérica fue en términos relativos la región del mundo que más trabajo perdió entre abril y junio, muy por encima de la media global (del 17,3 por ciento), y acumuló casi la sexta parte del equivalente a 495 millones de empleos perdido en el planeta.

La OIT también prevé que los países latinoamericanos se mantengan como los afectados por la pérdida de empleo derivada de la pandemia durante el tercer trimestre, en el que calcula que el descenso interanual para la región sea del 25,6 por ciento, equivalente a 60 millones de empleos.

En términos absolutos, la mayor pérdida de horas de trabajo en el segundo trimestre se dio en el sur de Asia, donde equivalió a 170 millones de empleos y aún llegará a 115 millones en el tercer trimestre, de acuerdo con las previsiones del organismo.

Así se destaca que la pérdida de horas de empleo en España rondó el 6 por ciento, en países como Estados Unidos o Brasil llegó al 10 por cien y en muchas naciones latinoamericanas como México, Chile, Ecuador, Colombia, Costa Rica, estuvo en la banda del 20 por ciento.

Más dramático fue el caso de Perú, uno de los países con más casos de Covid-19 en el planeta y con un alto predominio del empleo informal, donde se calcula que la pérdida interanual de horas de trabajo superó el 50 por ciento entre abril y junio.


Más Noticias de esta sección

Publicidad