Confecciones Oma ,el legado de una soñadora

Actualmente, Confecciones Oma cuenta con cuatro empleadas quienes ponen todo de su empeño para sacar adelante este negocio creado por una soñadora

Emprendimientos
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Desde 1.981 la fundadora del emprendimiento Omaira Molina Gutiérrez, inició su negocio de costura, un oficio que le permitió sacar adelante a su familia.
Se cumplen 40 años desde que el emprendimiento conocido como ‘Confecciones Oma’ abrió sus puertas en la ciudad de Santa Marta, gracias a la tenacidad de Omaira Molina Gutiérrez, quien de manera empírica se lanzó a confeccionar prendas de ropa y poco a poco se fue llenando de seguridad y conocimiento para montar su propio negocio.

Desafortunadamente Omaira ya no está para contar su historia ya que falleció este año por culpa de las secuelas del covid-19 que la marcaron para siempre y dejó este mundo a sus 59 años de edad, sin embargo, quedó su hija Giselle Katherine Salcedo Molina de 37 años, para contar esa historia y también decidió hacerse cargo del legado de su madre.
Omaira Molina Gutiérrez.
Omaira Molina Gutiérrez.

“Confecciones Oma, inició en 1.981 en el barrio Riscos, luego se trasladó a la avenida del Libertador con sus seis empleados y en 1.995 pasaron al barrio Libertador, lugar en donde actualmente se encuentra ubicado en la calle 19 # 24-77 y atienden de lunes a viernes desde las 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y los sábados desde las 8:00 de la mañana hasta la 1:00 de la tarde.
Desafortunadamente mi mamá falleció en mayo de este año a sus 59 años de edad y estuvo cerrado por tres meses hasta que decidí continuar con su legado", describió Giselle

Giselle contó que durante la pandemia, pese a que les afectó económicamente en el negocio, ellas continuaron prestando sus servicios a domicilio y luego que quedó a cargo del negocio gracias a los conocimientos que obtuvo estudiando Diseño de Modas y crecer viendo a su mamá trabajar confeccionando, ella decidió continuar en su nombre y rendirle tributo a su eslogan “Una marca que vivirá para siempre”.
Giselle Katherine  Salcedo Molina.
Giselle Katherine Salcedo Molina.

Actualmente, ‘Confecciones Oma’ cuenta con cuatro empleadas quienes ponen todo de su empeño para sacar adelante este negocio creado por una soñadora y cumplir con su lema empresarial: “Hacemos de tu diseño favorito algo especial y único”.
Le puede interesar: Pulgarin Pulguero, un emprendimiento samario de moda sostenible para niños
“Luchen por lo que uno quiere, por salir adelante y más que todo por un ser querido”, fueron las palabras de Giselle para aquellas personas que quieren cumplir sus sueños.


Más Noticias de esta sección

Publicidad