Niñez y Adolescencia Indígena en Colombia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com



Si en Colombia la niñez civilizada se encuentra desprotegida, ni pensar en la niñez indígena; ésta lo está aún más. El foro "Niñez Indígena entre la exclusión y el exterminio", que se realizó el pasado mes de noviembre en el Congreso de la República, muestra en la actualidad la realidad de muchos factores que afectan la vida, la integridad y el desarrollo de niñas y niños indígenas en el país. ¿Cuál será el motivo de su ocultamiento?, ¿Por qué no se toman las medidas correctivas? La mortalidad infantil por desnutrición y enfermedades que se pueden prevenir; de cada mil niños indígenas, 250 mueren al año, y el 60% nace y se cría por debajo del peso normal, violencia sexual a niñas indígenas, el reclutamiento forzado y falta de programas de protección fueron los temas que salieron a la luz pública (datos extractados del mismo foro).
La población indígena más afectada se encuentra entre las edades de 0 a 4 años, seguida por la de 5 a 9 años; el 70% de la niñez indígena sufre de desnutrición crónica, cifra bastante alta respecto del 12% de niños y niñas del resto del país.
La ONU ha señalado en varias oportunidades la difícil situación que padecen las comunidades indígenas en Colombia respecto de sus derechos; las infracciones al derecho humanitario que comprometen la responsabilidad del Estado, la subversión, igualmente el desconocimiento institucional y a la consulta previa a la que por norma preferencial debe tenérseles en cuenta. El Estado Colombiano y sus gobiernos deben comprometerse a la efectiva destinación del presupuesto que les corresponde para el desarrollo y el cumplimiento de los derechos indígenas. Se debe permitir el verdadero acceso a la salud, al desarrollo físico mental y afectivo a plenitud de esta población. Igualmente implementar instancias de consulta, participación y vigilancia por parte de los niños y adolescentes sobre los Órganos del Estado, para que reporten a la niñez y adolescencia indígena sobre los temas que les afecta.
Nuestra Constitución Política reconoció a los pueblos indígenas importantes derechos, que respetan su autonomía y determinación. La negligencia y desidia se dan por parte de funcionarios públicos que tienen la obligación de entregar sin trabas a la niñez indígena, alimentos de restauración nutricional, donados por la Unicef y que en el momento se deterioran en bodegas. ¿Por qué sucede esto? ¿Cuál es el interés que se dañen estos productos? Hago un llamado a esta entidad de la ONU para que ejerza un control severo al respecto.
Según el foro en referencia, concluyó que la situación de los derechos humanos de los indígenas en Colombia es grave, crítica y profundamente preocupante.
Ciertas comunidades indígenas colombianas, tradicionalmente han mostrado fuerte resistencia frente a la legislación; cuando el Estado con sus autoridades civiles o militares orientan esfuerzos por hacer presencia y controlar los territorios donde ellos habitan o cuando se ponen en marcha nuevas leyes, tratados internacionales que es a donde quiero llegar, los indígenas manifiestan que le están vulnerando sus derechos, no acatando la normatividad, que los derechos de los niños están por encima de los derechos de los demás; mientras la justicia colombiana quiere condenar al violador y abusador sexual indígena, estas comunidades insisten que los castigaran a su manera.
Finalizando, hacemos un llamado para que se atienda y se permita la atención de la niñez y adolescencia indígena, estableciendo principios, criterios fundamentales y los mecanismos de coordinación entre las autoridades indígenas y el Sistema Judicial Nacional, de conformidad con el art. 246 de la Constitución Política de Colombia, para que a futuro se llegue a un mejor entendimiento y que no nos veamos en la colisión de competencias.



Más Noticias de esta sección

Publicidad