Empleo_SantaMarta

21A La marcha de todos, a las calles.

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Miguel Lacouture Arevalo

Miguel Lacouture Arevalo

Columna: Opinión

e-mail: clearyclear@gmail.com

Twitter: @lacoutu


Desde antes que Petro llegara al poder, la mayoría de la Nación, sabía el talante del gobernante  que era. Elegido por minorías fiel a sus políticas de izquierda, disfrazada de progresista. Desde ese entonces son demasiados motivos de desconfianza hacia él como demócrata, le hemos visto trasegar desde un equipo de gobierno plural, a hoy, donde quienes le acompañan son la casta política izquierdopata que actúan bajo sus directrices, a encontrarnos con un autoritario que pretende desconocer la construcción de la República en más de 210 años, con todos los defectos, que ha sostenido a Colombia como el ejemplo de democracia libre en Hispanoamérica.

La Nación se ha levantado en marchas aisladas, la del 21A tiene una gran diferencia, se ha extendido a lo largo y ancho del territorio nacional y, en todos los rincones del mundo donde residen connacionales que ven con preocupación la destrucción de lo construido. Debemos unirnos para salir a marchar por:

a-Petro pretende convocar una Asamblea Nacional Constituyente fuera del marco Constitucional, desde su vaguedad interpretativa de la Constitución, emanada del constituyente primario a través de la Asamblea Constituyente del 91. En su vago criterio, su contenido es meramente formal, pretendiendo que lo sustancial, la reglamentación que el constituyente primario en su autonomía, designó como mecanismo para su reforma (Sustancial).  Lo que él pretende, no es nada diferente a subvertir el orden Constitucional actual, creando una República diferente a la construida.

b-El trámite del juicio político del Art 109 de C.N, por violación de topes de financiación, hoy reposa el sueño de los justos en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes

c-Para Petro, las normas legales y constitucionales no son atadura de obligatorio cumplimiento. Lo vimos con el caso del Canciller Leyva, con la elección del Fiscal, convocando a seguidores que provocaron una asonada en la Corte Suprema de Justicia, por no elegir al Fiscal en el tiempo y momento que él decía. La puesta en marcha de la Reforma a la Salud vía decretos. La toma de control de las EPS sin soportes legales y sin el cumplimiento de los requisitos para decidir estas medidas y mucho más.

d-Su política de Paz Total en manos de compañeros de armas. Otty Patiño, en su calidad de vocero del gobierno de Petro, manifiesta abiertamente el derecho que le asiste a los grupos subversivos, Farc-EP EMC, de conformar nuevos frentes de guerra, que traen como consecuencia, pérdida del control territorial y, desintegración de la unidad territorial, entregado a la subversión.

e-La reforma pensional de su gobierno, es lesiva para los actuales cotizantes y peor para aquellos que aún no ingresan al sistema de pensiones. Confunde conceptos de pensiones con asistencialismo a aquellos que, conociendo la norma decidieron permanecer en la informalidad y, hoy cuando ya la edad les alcanzo y no cuentan con recursos suficientes para sostenerse, el Estado pretende ser el salvavidas mediante la asistencia económica a cambio de quedar atado a él para en futuras elecciones le cumpla con la concesión de su voto favorable a él o quien haga sus veces.

Hay muchos más motivos para salir a la calle a exigir el respeto a la Constitución y la Ley, su cumplimiento con la voluntad expresada del constituyente al momento de su construcción y aprobación. No absolutamente todo debe cambiarse, no a una nueva República, por el contrario, hay que construir sobre lo construido. Las políticas de izquierda en América Latina donde se han intentado implementar, han sido un fracaso absoluto, donde han permanecido, es bajo la egida de una dictadura o autocracia disfrazada de democracia, solo unidos lo lograremos, Colombia es una democracia, prueba de ello es que esta Petro en el poder hoy.



Más Noticias de esta sección