Empleo_SantaMarta

¿Qué pasó con el cuadro?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El 16 de julio del 2021, en el Ministerio del Interior, se llevó a cabo una ceremonia solemne en honor a Carlos Holmes Trujillo (QEPD), quien fue ministro de esta cartera en la década de los 90. Esta ceremonia tuvo como punto central la inauguración de la sala estratégica en la casa de La Giralda (Sede principal del Ministerio), evento que fue liderado por el ministro del momento, Daniel Palacios, quien por su amistad, pero sobre todo por su destacada carrera pública, en homenaje al exministro Trujillo decidió bautizar este recinto con su nombre.

A esta ceremonia fueron invitados la familia, esposa e hijos de Carlos Holmes, así como algunos miembros de la fuerza pública y colaboradores cercanos. Dentro del acto protocolario, como es de costumbre, la familia realizó la entrega de un cuadro, el cual fue develado y colocado en una de las paredes de la sala estratégica.

No era un acto político, era un acto de reconocimiento a la labor de un gran colombiano. No se trataba de tener ánimo revanchista o provocador, era simplemente, y como es costumbre con quienes marcan la historia de un país, un homenaje a la vida y obra de una persona. 

Con la victoria del presidente Petro es lógico qué quienes hicimos parte del Gobierno Duque no tuviéramos figuración y mucho menos participación en la administración. Es básico y coherente, llegó su momento, tan ansiado por años, y por supuesto deben gobernar con quienes los ayudaron en ese propósito, pero qué sorpresa me lleve hace poco viendo una publicación de una persona en la sala estratégica del Ministerio del Interior, qué casualmente apuntaba hacia donde estaba el cuadro y allí no estaba. ¿Qué pasó entonces?, ¿Lo reubicaron?, ¿Lo devolvieron a la familia?, ¿Lo mandaron a un depósito a qué las telarañas lo recubrieran?, ¿Qué orden dieron con el cuadro señor ministro?

Trabajé con el ministro Carlos Holmes por más de 5 años, todos los días a su lado y tengo recuerdos qué cuando se refería al entonces senador Velasco, tenía los mejores comentarios a pesar de la diferencia política. Me aterra llegar pensar qué por un tema coyuntural, se pueda tener la vileza de mandar a esconder en el socavón un cuadro de un funcionario público qué dio la vida por servirle a Colombia, trabajando casi hasta sus 70 años en función del país y qué más allá de las circunstancias y distancias políticas siempre fue respetuoso con todos. Me aterra pensar qué las diferencias en ideas puedan pasar por encima de la memoria de una persona qué ha fallecido. Estoy seguro qué Carlos Holmes no hubiera hecho lo mismo.



Más Noticias de esta sección