Mundial Catar 2022, entre manipulaciones y cuestionamientos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Roberto Torres Aguas

Roberto Torres Aguas

Columna: Opinión

e-mail: contador_rcta@hotmail.com



La competencia debe ser transparente por respeto a los millones de espectadores que han dicho presente con la ilusión de ver triunfar a sus selecciones, y a las grandes estrellas como Messi, Neymar y Mbappé que buscarán consagrarse alzando la copa. 





Con el escándalo FIFA Gate en el año 2015 se puso en entredicho el manejo al interior del organismo mundial. Lavado de dinero, fraude y soborno fueron los cargos que enfrentaron los dirigentes vinculados a la investigación. Lo más indignante es que eran prácticas que venían sucediendo de tiempo atrás y pueden seguir vigentes.

Sin ser un país futbolero, Catar terminó siendo la sede del mundial 2022. El dinero todo lo puede. Hubo favorecimiento por parte de dirigentes y políticos al momento de tomar la decisión para asignarle la organización. El evento más importante del fútbol fue permeado con maniobras corruptas. 

Catar ha recibido serios cuestionamientos de organismos internacionales por violación a los derechos humanos, persecución a la población LGBTIQ+ y discriminación a las mujeres. El diario The Guardian denuncio que 6.500 obreros murieron en las obras y construcción de los estadios, en su gran mayoría inmigrantes que eran presionados a trabajar en jornadas de 24 horas bajo condiciones desfavorables para la salud. Aunque se ha querido ocultar, muchas irregularidades han empezado a destaparse.    

¿Se tienen que prohibir las celebraciones características y otras medidas como no permitir comercializar alcohol y cerveza para el disfrute y deleite de los aficionados? ¿Es regla imponer las manifestaciones culturales del país anfitrión en un mundial de fútbol? El fútbol es euforia colectiva sin terminar convertida en vandalismo; una fiesta de colores y alegría donde el lenguaje son las gambetas, pases y atajadas que se realizan dentro del terreno de juego, congregando masas y elevados recursos financieros, 

Un mundial con altos costos e ingresos. Los ingresos que obtiene la FIFA son representativos, solo por derechos de transmisión los canales de televisión cancelan más de dos mil millones de dólares, lo que obliga a que se tenga un manejo administrativo eficiente al interior de la entidad y se cuente con una auditoría independiente para alcanzar un adecuado control de riesgos. Catar, también sale beneficiado con la llegada masiva de turistas que demandaran bienes y servicios.  

Las expectativas en cuanto a lo deportivo y al rendimiento de los equipos son altas. Francia y Bélgica por Europa, Brasil y Argentina por Suramérica son favoritos, en sus grupos tienen camino por recorrer enfrentando rivales débiles en el papel, en torneos de alto nivel los pequeños se crecen. Que a la final lleguen los mejores. Que no se empañe el espectáculo con manipulaciones.



Más Noticias de esta sección