Emergencia de San Andres Islas...revela, una vez más, la mentalidad emergencista de la gestión del riesgo en Colombia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Si bien el manejo de desastres es vital y necesario para la atención humanitaria de los damnificados de una emergencia, es conveniente recordar que es, tan sólo, uno de los tres componentes de la gestión del riesgo, y en el que, además, hay un menor margen de maniobra en comparación con los otros dos componentes, pues ante una emergencia, la única alternativa que hay es su atención inmediata…reaccionar oportunamente para garantizar las condiciones de seguridad y de vida a las comunidades afectadas, inmediatamente después de ocurrido el evento.

Los otros dos componentes son el conocimiento y la reducción del riesgo, que configuran la noción de prevención, como complemento de la noción de reacción mencionada, que a diferencia de esta presenta mayor margen de maniobra, pues, allí confluyen múltiples disciplinas académicas que permiten conocer las amenazas y determinar la vulnerabilidad, así como también las diversas formas de reducir el riesgo, bien sea minimizándolo o previniéndolo.
De manera simple y pedagógica la noción de reacción se representa por el vértice de un triángulo, mientras que la de prevención se simboliza por la base de este, vale decir, una línea, con un espectro de actuación mucho más amplio…que el punto, al que queda reducida la reacción.

Es por eso por lo que al circunscribirse la gestión del riego al componente del manejo de desastres se configura la mentalidad emergencista, pues quedan relegadas a un segundo plano el conocimiento y la reducción del riesgo, los otros dos componentes de la gestión. Y en efecto, el reciente pronunciamiento de la Procuraduría General de la Nación evidencia lo dicho, al advertir en febrero de 2019 la tragedia anunciada de San Andrés, señalando que “el archipiélago de San Andrés y Providencia está situado en el cinturón de huracanes del Caribe, y por lo tanto requería tomar acciones de prevención...y si bien el departamento había diseñado un plan de gestión del riesgo de desastres, no evidenciaba ejecución o implementación de las obas y medidas que permitieran mitigar o reducir los peligros” (subrayado fuera de texto)

De manera que, mientras no hagamos el giro a la prevención, que es la que nos permite representarnos el riesgo…darnos cuenta, que es el primer paso de la prevención, denominada técnicamente la representación del conflicto, “las vulnerabilidades frente a los fenómenos naturales en Colombia seguirán creciendo, [además] entre otras razones, por los elevados niveles de pobreza y de marginalidad existentes, por la creciente concentración de la propiedad del suelo urbano y rural, por la escasez de alternativas de soluciones de vivienda segura y económicamente accesible para los más pobres, por el desarrollo ilegal y desordenado de las ciudades, por el uso inapropiado del suelo y de los recursos naturales, por el alto deterioro ambiental, por los graves daños generados por la corrupción pública y privada y, en los últimos años, debido al conflicto interno, por el significativo desplazamiento de población, la cual se ha ubicado incontroladamente en su gran mayoría en zonas de alto riesgo, sobre todo en áreas urbanas”, tal como lo consagra el Plan departamental de gestión del riesgo de San Andrés.


Más Noticias de esta sección

Publicidad