Sigamos usando el tapabocas

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com



En un recorrido que realicé, con todas las precauciones, evitando las aglomeraciones ciudadanas, me encontré con una chica, no menor, no mayor; conocida más no amiga, sabe de mi actividad; comenzó a hablarme, le escuché, decía: “El uso del tapabocas o mascarilla, será una Ley por más de un año, tenemos que acostumbrarnos”; asentí con la cabeza, diciéndole: Es una medida sanitaria preventiva, que debemos cumplir; inmediatamente agregó ella: “mientras dure la obligación de usarlo, lo trataré de combinar con mi blusa y ropa interior”; tranquila, le dije no nos metamos en esas: En ese instante llegó un conocido de ella, saludándola efusivamente, diciéndole: “te ves más bonita y elegante con tapabocas”.

Seguí en este recorrido con un amigo que tenía cerca, contándole: la semana pasada alguien me palmoteó el hombro y me saludo: “Hola Julio Cesar, te veo muy bien”; le respondí: Hola, pero no soy Julio Cesar, soy Jairo; “uy, que pena” respondió; no se preocupe compadre le manifesté; eso de usar tapabocas nos distancia, en nuestro caso, no nos conocíamos, ya nos conocemos; el tapabocas nos abrió la boca para saludarnos, cosa que no sucedía.  Me despedí del recién conocido, meditando, en adelante debería verse nuestro nombre en el tapabocas.

Ahora, en el contexto de la juventud está en boga la innovación de su indumentaria con atractivos tapabocas (se pueden ver), de acuerdo al momento con detalles; y figuras decorativas, estrambóticas, todo ello para romper la monotonía y al mismo tiempo generar ambientes creativos.  El caso de la equivocación arriba expuesta, Julio Cesar por Jairo, nos permiten referenciar ejemplos para mimetizarse ante el encuentro con personas con las que tengamos alguna obligación; más de uno ha coronado en este escenario; lo que refleja que la pandemia ha sido generadora de diversos cambios, no solamente en la indumentaria; también, en el régimen alimenticio y ahora la imaginación que no tiene límites por parte de la gente innovadora.

Otra circunstancia en el marco del uso de tapabocas, se presenta con los atracos que se han originado en muchas ciudades del país, utilizando esta novedosa, pero necesaria prenda, la cual da un tinte muchas veces sarcástico y encubridor de conductas antisociales y lo cierto es que a muchos delincuentes les ha servido durante la pandemia; partiendo que muchos de ellos son conocidos y fácilmente pasan desapercibidos, incluso de la policía que los está buscando.

En síntesis, es aconsejable y recomendamos para no entrar en problemas con persona alguna a raíz del uso del tapabocas, sería importante la idea de identificarnos, con lo cual evitamos equivocaciones, atracos, malas conductas.

El tapabocas ha dado mucho que hablar y la pandemia sigue su camino.  Mientras tanto no olvides de usar el tapabocas.           



Más Noticias de esta sección

Publicidad