Valorar y respetar el trabajo del personal médico

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com



No se entiende y comprende el trato y actitud negativa que algunos muestran al personal médico en Colombia, cuando ellos, aportan una cuota grande de dedicación, sacrificio, en éstos momentos críticos de la pandemia con jornadas extenuantes, llevándolos a un agotamiento ocupacional, alejados de sus familias, privados de ocasiones especiales. Ante el deber hipocrático, atienden con ciencia y paciencia a sus pacientes, no para corresponder a una autoridad sino por vocación y por el juramento que hicieron.

La misión y compromiso del personal de la salud, que involucra a médicos, enfermeras, odontólogos, fisioterapeutas, bacteriólogos, es indispensable e invaluable; sus actividades se resumen en preservar la salud antes y después de enfermedades, epidemias y pandemias; tanto en centros hospitalarios de carácter privado o público, enfrentando la enfermedad y la precariedad de un sistema de salud que aunque las estadísticas digan que anda bien, mucho le falta.

Ellos, se quejan constantemente de no tener suficiente equipo adecuado, para satisfacer la necesidad anticipada del sistema de atención médica de la nación a medida que continúa esta pandemia. Exponen sus vidas, para salvar más vidas; trabajando día y noche.

Se trae a colación aquí, lo sucedido a una mujer infectada con éste virus, embarazada, que al momento del parto le separaron a su bebé, decisión médica acertada; aunque ella quería tener cerca a su criatura, no debía, la podía contagiar; pero el ingenio de otro héroe, un médico, que utilizando la tecnología, mediante una video llamada, conectó madre e hija, momento que produjo suma alegría; sabia maniobra del galeno, que además de brindar recuperación a la madre del virus; también, lo fue en su parte anímica.

Se refieren a ellos, tildándolos de héroes, reconozco que lo son, respondiendo que serán más héroes si las personas se quedan en casa, aislándose y cumpliendo las disposiciones sanitarias. El personal médico le dice a esos irresponsables que el enemigo no son ellos, es el coronavirus.
En la actualidad ese personal médico, duermen poco, trabajan mucho, como me lo refirió una médica amiga, norteamericana, directora de un centro hospitalario en Indianápolis (USA), lo extracto así: “ Acabo de llegar del trabajo, debo dormir, porque regreso esta noche y así revirtiendo el ciclo circadiano; además, tengo que estudiar y valorar cada caso para proceder”, terminó: “ Hablamos después del seis de Junio”.

Son indignantes las amenazas que lanzan al personal de la salud; se debe investigar y castigar severamente a quienes las generan por los órganos de la justicia y la sociedad. El personal médico, atraviesa una prueba de fuego en esta pandemia, con el deseo de verla superada. El llamado que hacemos aquí es poner freno a ésta discriminación que observamos contra el personal sanitario; por el contrario debemos ser recíprocos, demostrándoles con gestos nobles que estamos con ellos en estos momentos.


Más Noticias de esta sección

Publicidad