Conducir bien paga

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com

Así es; conducir un vehículo adecuadamente valdrá la pena; es el objetivo del proyecto de Ley 228 de 2016, reconocer el buen comportamiento de los conductores en la seguridad vial, que presentó la representante a la Cámara por el Valle del Cauca, .
Si usted es un conductor o conductora de vehículo, que se preocupa por cumplir las normas de tránsito, puede ser premiado o premiada. Inicia este proyecto el recorrido en el Congreso de cuatro debates, esperando se convierta en ley, para que los conductores no infractores obtengan un descuento especial en el impuesto anual que deben pagar.

Son muchos los ciudadanos, conductores de automotores que obtienen legalmente su licencia de tránsito y realmente no conocen el funcionamiento de su vehículo; otros son unos bárbaros, una amenaza para la comunidad manejando.

La creencia de muchas personas es que conducir un vehículo es ponerse al frente del timón del mismo, arrancar y circular sin siquiera fijarse el nivel del tanque, estado técnico-mecánico, cinturón de seguridad, tener mínimos conocimientos de mecánica y que no conocen fallas ocultas que les llevara a cometer infracciones sin querer queriendo; también es cierto que nadie se sube a conducir un vehículo con la intención de causar daño a semejantes o cosas, estos se pueden prevenir; las acciones cometidas se consideran culposas no dolosas sin evadir la responsabilidad civil.

Decir graciosamente “me volé un semáforo, menos mal, que nadie me vio”, no sea iluso, alguien de verdad lo vio, no repita esa infracción creyendo que no hay autoridad física, en agente de tránsito, lo pueden filmar; ese semáforo es una autoridad de tránsito aunque usted no lo crea y seguramente será multado.

Compruebe el estado mecánico de su vehículo por un experto y así no tendrá multas y más seguro conducirá. Considerar la importancia de utilizar las direccionales, ya que estas envían información clave tanto a los peatones como a otros vehículos. No ingerir licor si piensa conducir, le puede salir caro y más ocasiona delitos. “El alcohol aumenta los tiempos de reacción, dificulta el cálculo de las distancias y la velocidad, provoca somnolencia y falta de concentración”. Le podrán suspender temporal o definitivamente su licencia.

Si usted decide ser premiado a futuro con pagar menor impuestos, haga una prueba, pregunte a sus amigos, familiares o conocidos cómo conduce y además piense en este proyecto hecho ley; dígales que le manifiesten sus torpezas al conducir, acepte y reconozca. Por lo general, todo conductor no maneja bien, se comporta como en fórmula 1 en las vías.

Pocos conductores reconocer que manejan mal, que tienen deficiencias y que deberían apuntarse lo antes posible a un curso de perfeccionamiento de conducción antes de cometer una tragedia y es que ponerse al volante de un automotor requiere actitud, aptitud, paciencia, ciertos conocimientos técnicos y legales y sobre todo, grandes dosis de sentido común.

Contextualizando, podemos decir que este proyecto de ley es bien concebido y estructurado; nos educará, nos formará mejores conductores, a respetar las señales de tránsito, al otro vehículo y a su conductor y al peatón y a futuro seguro que veremos reflejado unos pesos más en nuestros bolsillos, pues al resultar con un buen comportamientos vial y no tener multas en el año, seremos premiados obteniendo descuento.
Publicidad