La libertad de prensa

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com

En 1993 la Asamblea General de la ONU a iniciativa de países miembros de la Unesco proclama el 3 de mayo como Día Universal de la Libertad de Prensa, con el propósito de fomentar la libertad de prensa en el mundo al reconocer que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática; la fecha recuerda también la instauración de la declaración de Windhoek sobre libertad de ejercicio del periodismo.

 

La Unesco cada año conmemora esta fecha, rindiendo tributo así a los numerosos periodistas alrededor del mundo que por decisión profesional ponen en peligro sus vidas en el esfuerzo de informar a sus comunidades y de promover la libre circulación de la información. La Unesco convoca cada 3 de mayo a reflexionar lo que significa la libertad de prensa y los diversos tópicos que atañen a los temas del periodismo, la información y la comunicación.

Un interrogante que surge aquí es: ¿Quién decide cuánto y cuándo se informa? Son decisiones de la dirección de un medio y el alcance de la cobertura de las noticias; es la idea que se tiene del interés del público, consideraciones de orden comercial, recursos y otras razones.

Cada 3 de mayo se evalúa el estado de libertad de prensa en todo el mundo y se rinde homenaje a editores, periodistas que arriesgan sus vidas en defensa de investigar e informar.
Existe el premio Unesco-Cano que se entrega cada 3 de mayo a una persona o grupo que difunda y promueva la libre expresión; el premio se creó en 1997 y se entrega bajo los criterios de un jurado de doce profesionales de las noticias ONG regionales e internacionales. El premio lleva el nombre Guillermo Cano Isaza, el periodista colombiano, director de El Espectador, que fue asesinado frente a las instalaciones del medio que dirigía en 1986, después de denunciar a los traficantes de estupefacientes en Colombia.

Los periodistas muchas veces son víctimas de persecución, tortura, encarcelamiento. Eritrea, Corea del Norte, Turmekistan, Siria y China son los países donde existe más persecución y restricción a la libertad de prensa; según la clasificación de R.F.S.: Reporteros Sin Fronteras. Finlandia por el contrario es el país donde más se respeta el pluralismo y la independencia de los medios.
Según estadísticas de R.F.S., en 2015, murieron 63 periodistas por ejercer su profesión y otros 40 fueron asesinados de manera sospechosa. Ha sido un año brutal, marcado por la barbarie del terrorismo Yihadista expresó la presidenta de R.S.F. – España, Malén Aznarez.

En los cinco países mencionados, el miedo ha llevado a muchos periodistas al exilio o al abandono de su profesión, en otros casos es la censura que deteriora el periodismo libre.
¿Qué es entonces la libertad de prensa? Son las garantías existentes con las que cuenta el ciudadano, para tener el derecho a estar informado, que el contenido de los escritos no esté controlado, ni censurado por los poderes del Estado.

Desde el surgimiento de las economías de intercambio, los sistemas económicos contrapuestos, el Capitalismo como el Socialismo han tomado como suya la bandera de la libertad de prensa, por lo que han diferido en los criterios de generación y asignación de los medios de comunicación que son necesarios para su existencia.

La libertad de expresión es un derecho fundamental, Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y las constituciones de los sistemas democráticos; nuestra Carta Magna lo incluye en el Artículo 20, de aquí se deriva la libertad de imprenta también llamada libertad de prensa.

Es la oportunidad para saludar a nuestra casa editora y a todos los periodistas a que continúen con entusiasmo y con el compromiso de informar.

Publicidad