¿Por qué al Vicepresidente?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: wilfridodelahoz@gmail.com



Colombia inició la discusión de un tema que va a ser pan de cada día desde ahora hasta mediados de 2017, un año antes de las elecciones en primera vuelta para elegir al próximo Presidente de la República; me refiero al caso del Vicepresidente.

El Congreso de la República tramita un Acto Legislativo, mediante el cual se busca modificar la Constitución Política bajo el argumento de lograr un equilibrio de poderes entre las Ramas del Poder Público, incluidas las Entidades de Control.

La médula de este Acto era la eliminación de la reelección presidencial, pero durante la discusión el propio gobierno y algunos senadores le fueron agregando otras propuestas e ideas, hasta que tropezaron con una piedra que ha hecho trastabillar a tirios y troyanos. Se trata del cargo de Vicepresidente de la República.

Muchos colombianos sabemos que al actual Vicepresidente le encomendaron el manejo integral de la política de infraestructura, con lo cual, lo han convertido en una especie de presidente paralelo; pues, maneja los presupuestos de los Ministerios de Transporte y el de Vivienda, Ciudad y Territorio. En estos temas el Vice no tiene responsabilidades civiles, penales ni políticas, ante los organismos de control, porque ésas están en cabeza de los ministros respectivos.

Lo anterior no tiene nada de malo si no fuera porque el Vicepresidente mantiene una vocación de poder que lo convierte en un eventual candidato a la Presidencia de la República.

Si esto fuese así o si esa eventualidad se volviese realidad, entonces tienen razón quienes dicen que el Vice actual mantendría mucha ventaja ante otros candidatos a la Presidencia, por lo tanto su inhabilidad debe quedar sujeta a la del actual Presidente.

Entonces por qué la inhabilidad del Vicepresidente no queda ligada bajo los mismos términos del Presidente para aspirar a ser reelegido. Se exponen toda clase de argumentos: constitucionales, legales y judiciales; pero los más impactantes son los argumentos políticos. Todo se resume a los intereses políticos.

Los colombianos estamos viviendo un mandato presidencial que muestra muchas contradicciones en lo judicial, en lo económico y fundamentalmente en lo político. La Nación está dividida. Hay desconfianza ciudadana entre unos y otros. Esta situación parece prolongarse si el actual Vice llegase a ser Presidente, como parece que así será.

Ahí radica la controversia, pues la generosidad del Presidente con el Vice indica que los dados están echados. Para los defensores de la inhabilidad del Vice por un año es lo indicado. Los contradictores abogan por una inhabilidad de cuatro años; pues los últimos sospechan que el Presidente pondrá a disposición todo su poder al servicio del actual Vicepresidente.

Los neutrales consideran que axiológicamente hay grandes diferencias conceptuales de valores entre los dos grupos y por lo tanto faltan escenarios de discusión para llegar a un sano entendimiento y convivencia que satisfagan el sentir de los colombianos. @WILFRIDODELAHOZ



Más Noticias de esta sección

Publicidad