Colombia no se detiene

22-07-2021 00:00:00

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los colombianos de pie aplaudieron, en la instalación del Congreso de la República, en la última sesión legislativa de este periodo electoral al presidente Iván Duque por el manejo que ha tenido en el país, durante estos tiempos de crisis.

Gracias a las decisiones adoptadas por el gobierno Duque, Colombia avanza en el camino de la reactivación económica segura, el camino del progreso, la libertad y el cumplimiento de la ley.

Para esto el gobierno nacional ratificó su compromiso inexorable de trabajar arduamente con sensibilidad social para reducir la pobreza y mejorar los niveles de vida de las familias colombianas, sobre todo de aquellas que hoy se han visto más afectadas por la pandemia.

El camino planteado desde el inicio de la pandemia en 2020 no ha sido fácil, enfrentando dificultades y restricciones, y el pueblo  colombiano ha sabido sortear esas circunstancias, apoyados por un Gobierno cuyo objetivo principal ha sido el de proteger vidas, al tiempo que implementó medidas para atender a hogares, mantener empleos y salvaguardar el lienzo social, siempre materializando el concepto de equidad.

La pandemia no se ha acabado, los cuidados, a pesar de las vacunas deben seguir y por esto el gobierno nacional  duplicó las unidades de cuidados intensivos y se pasó de un laboratorio que procesaba 1.000 pruebas de Covid-19 al día, a 160 que atienden 100.000 diarias, mientras se capacitaba el recurso humano en salud con medicinas y tratamientos, con una cobertura en todo el territorio, y se sentaron las bases para poner en marcha el más extenso programa de vacunación en la historia del país, en el que ya se han aplicado 24 millones de biológicos.

Los trabajadores son el centro de las acciones y con solidaridad se evitó que 4 millones de colombianos regresaran a la pobreza gracias al trabajo coordinado que permitió la creación rápida de programas para llevar asistencia económica a más de 3 millones de compatriotas, quienes nunca habían recibido ninguna ayuda del Estado.

Programas como Ingreso Solidario, Familias en Acción, Jóvenes en Acción y otros enfocados en los adultos mayores, ayudaron a sobrellevar los efectos de la pandemia sobre los ingresos de las familias y la respuesta rápida de este Gobierno hizo que se entregaran 14,6 millones de canastas nutricionales casa por casa, y se implementó el Plan de Alimentación Escolar para llevar comida a los hogares de 5’600.000 niños y niñas en todo el territorio. Ha sido un gobierno social que brinda apoyo a los colombianos más vulnerables, en respuesta a la pandemia, las acciones fueron complementadas con otras de más largo alcance, alineadas con los pilares definidos desde el inicio del mandato presidencial, destinadas a crear igualdad de oportunidades en la sociedad, bajo el marco de la legalidad, y así avanzar hacia una mayor equidad.

En este sentido, se trabajó para que en nuestro país la educación pública universitaria, técnica y tecnológica pueda ser gratuita para los estratos 1, 2 y 3, mediante la creación del programa Matrícula Cero, dentro de la Estrategia Generación E. Es la mayor conquista social educativa que ha alcanzado Colombia.

Con ese mismo derrotero social, se rompieron récords de entrega de subsidios para vivienda VIS y no VIS, superando la meta de los 500.000 beneficiarios de Casa Digna Vida Digna, beneficiando a más de 1.900.000 personas con servicios de agua potable y saneamiento básico.

En la actualidad se hace realidad la mayor transformación energética de la región, porque ese es el futuro y para esta legislatura que empieza, el gobierno nacional presentó un nuevo modelo de crecimiento verde, porque se ve en la protección del medio ambiente un deber ético y una oportunidad para combatir la pobreza y las economías ilícitas, tal como lo están haciendo con los contratos de conservación ambiental, en lugares donde la deforestación criminal es cómplice de la miseria de miles de familias

Todo lo anterior permitió que el país saliera de la recesión económica y, pasando por encima incluso de las perspectivas más optimistas, creció 1,1% en el primer trimestre, recuperando más de 4 millones de empleos y avanzando en la estructuración, contratación y ejecución de 545 proyectos, con una inversión cercana a los $141 billones; en un año, se entregará un país con los Proyectos de Desarrollo con Enfoque Territorial en ejecución, con más del 10% de la matriz energética en energía renovables y un crecimiento cercano al 7% y así se avanza en la reactivación segura.



Más Noticias de esta sección

Publicidad