“En Salamina vivimos en zozobra permanente por la erosión del río Magdalena”: personero municipal

Especiales Periodísticos
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La emergencia no solo ha provocado un riesgo erosivo, sino una afectación social, ambiental y económica.

Por: Yomarid Escorcia Manjarrés
Enviada especial de EL INFORMADOR

En medio del abandono y la incertidumbre viven los habitantes de Salamina al estar sometidos a un futuro incierto debido a la erosión que está provocando el río Magdalena en ese municipio. Y aunque se han realizado estudios técnicos, los planes para mitigar la emergencia están proyectados a largo plazo, situación que genera intranquilidad entre los salamineros.

Ver especial audiovisual:

En diálogo con EL INFORMADOR desde el lugar de los hechos, el personero municipal de Salamina, Carlos Mario de la Cruz aseveró que “además del riesgo que corremos caso tal el epicentro crítico llegue a colapsar, también se podrían ver afectados los cinco municipios de la subregión del río; en especial, las cabeceras municipales de Salamina y El Piñón. Esta es una situación que afecta a más de 150.000 habitantes”.

Carlos Mario de la Cruz, personero municipal de Salamina
Carlos Mario de la Cruz, personero municipal de Salamina

La emergencia se viene presentando desde el año 2019; sin embargo, las autoridades nacionales y departamentales no han ejecutado un plan maestro que permita erradicar la problemática y a su vez, le devuelva la tranquilidad a los habitantes del municipio ribereño, quienes a diario se levantan con el interrogante: ¿Será que hoy se nos mete el agua a las casas?

Afectaciones en el Ferry de Salamina

La erosión no solo ha consumido 600 metros de carretera; además, ha afectado las operaciones del ferry, el cual es uno de los medios de transportes fluviales más importantes del departamento del Magdalena, ya que gracias a su ubicación estratégica se ha creado un fuerte vínculo con la zona comercial de Barranquilla.

150.000 habitantes podrían verse afectados por la erosión del río Magdalena

Desde que inició la problemática, el ferry ha estado golpeado por las socavaciones. La primera, se registró a finales de octubre del 2020, hecho que afectó la caseta y el terraplén. Posteriormente, en diciembre de ese mismo año volvió a ser golpeado por la erosión del río Magdalena, lo que provocó la suspensión del servicio del transporte para cruzar al departamento del Atlántico.
Le puede interesar: Gobierno nacional ratifica el compromiso de solucionar la emergencia por erosión en Salamina
En la actualidad, el ferry está siendo amenazado por uno de los afluentes más importantes de Colombia, a tal punto que solo está operando el 40% de su infraestructura, con el propósito de no colocar en riesgo a los operadores y vehículos que utilizan este medio para conectarse con el departamento del Atlántico y viceversa, así lo confirmó Carlos Mario de la Cruz.

El Ferry de Salamina inicia las operaciones desde las 5 de la mañana.
El Ferry de Salamina inicia las operaciones desde las 5 de la mañana.

“Aparentemente el ferry presta sus servicios de forma tranquila, pero el monitoreo es permanente porque el riesgo está presente. De hecho, hasta hace unos dos o tres días volvió a sus operaciones, ya que duró cerca de nueve días sin funcionar, hecho que impactó gravemente la economía del municipio y la región”, expresó el funcionario público.

Agregó que “una de las complicaciones que genera la emergencia es la posible suspensión permanente de este medio de transporte, decisión que afectaría una de las fuentes económicas más importantes de este municipio y de toda la subregión del río”.



Desempleo por erosión del río Magdalena

La ubicación estratégica de Salamina ha sido un aliciente para mejorar la economía del municipio y con ello, generar empleos de forma directa e indirectamente con el pasar de los años; sin embargo, la erosión que, además de convertirse en un impacto ambiental y social, también ha sido un ‘golpe’ económico para la comunidad.

“Más de 40 personas se han quedado sin empleo debido a la emergencia provocada por el río Magdalena”.

Desde que inició la emergencia en 2019, el desempleo en el municipio de Salamina ha aumentado debido a la evacuación de negocios y locales comerciales que estaban ubicados a la altura del kilómetro 2.1 y 2.4. La situación ha dejado a más de 40 personas sin trabajo, quienes pese a recibir una ayuda por parte del Gobierno Nacional no fue suficiente para solventar sus necesidades diarias.

Más de 200 mil hectáreas están en riesgo de inundación por erosión del río Magdalena.
Más de 200 mil hectáreas están en riesgo de inundación por erosión del río Magdalena.

“Pese a que las autoridades nacionales han brindado algunas ayudas para mitigar las afectaciones que presentan las personas a causa de la problemática, esto ha sido paños de agua tibia. Una ayuda cada tres o cuatro meses, no solventa el salario que ellos recibían antes de la emergencia”, indicó De La Cruz.
Contenido relacionado: En Salamina ven con preocupación cómo avanza la erosión costera que amenaza a su pueblo
Agregó que “las autoridades deben entender que no solo es la erosión; es todo lo que de ahí se desprende. Es decir, esto nos ha ocasionado desempleo, miseria, zozobra. Incluso, hasta complicaciones para recibir el servicio de la salud. Esto puede convertirse en un caos si no lo atienden a tiempo”.

Locales comerciales y viviendas han sido desalojadas por el inminente riesgo erosivo.
Locales comerciales y viviendas han sido desalojadas por el inminente riesgo erosivo.

Evacuaciones por alto riesgo de inundación

Entre el 2019 y lo que va corrido del año, las entidades territoriales han evacuado aproximadamente 70 personas. Los más afectados han sido los trabajadores de establecimientos comerciales, moradores del sector y operadores del ferry. “Muchos han tenido que ser sacados del lugar en un abrir y cerrar de ojos; otros han ido saliendo con el pasar de los días. Lo que sí es cierto es que este sector es inviable para generar ingresos. En estos momentos nos estamos enfrentando a la furia de uno de los ríos más caudalosos de Colombia”, puntualizó De La Cruz.

“Nos estamos enfrentando a la furia de uno de los ríos más caudalosos del país”.

A este clamor, también se sumó Fermin Patiño, habitante del municipio de Salamina, quien les exigió a las autoridades departamentales y nacionales la intervención inmediata al río Magdalena, con el fin de recuperar lo que la población ha perdido a lo largo de estos años.
Quizás le interese: Plan Maestro en vía Salamina- El Piñón comenzaría en diciembre
“Nos han sacado de nuestro espacio por el alto riesgo al que estamos sometidos, vivimos angustiados porque no sabemos qué pasará el día de mañana y aún las autoridades no intervienen para buscar una solución. Hasta la fecha van 600 metros de carretera, pero mañana puede ser un kilómetro o más”, indicó el residente de este municipio.

El río Magdalena está a dos kilómetros de la cabecera municipal de Salamina.
El río Magdalena está a dos kilómetros de la cabecera municipal de Salamina.

Aunque el Gobierno Nacional ratificó que el plan maestro para atender la emergencia iniciará el próximo mes de diciembre, De La Cruz afirmó que “esperar tres meses para trabajar en la erosión es un arma de doble filo, pues vienen meses críticos a raíz de la temporada de lluvias y eso podría agravar aún más nuestra situación”.

Leer también: El Río se ‘come’ a pedazos terrenos del Km 1.9 de la vía Salamina-El Piñón


Más Noticias de esta sección

Publicidad