Ojo con el caracol gigante africano, estas son las recomendaciones

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Esta especie de molusco traído de África, puede ser un peligro para la salud pública. Siga las recomendaciones en caso de advertir su presencia.

Autoridades ambientales han emitido alerta sobre la presencia del caracol gigante africano (Achatina fulica), una especie exótica invasora que se ha multiplicado en el país. Siga las recomendaciones para evitar perjuicios en su salud.

¿Dónde pueden encontrarse?

En refugios como lugares húmedos, entre los escombros, jardines de las casas, parques, charcos o cuerpos de agua.

¿Es venenoso?

A pesar de que no es venenoso, si es transmisor de enfermedades, por lo cual es de suma importancia seguir las recomendaciones en caso de ver un caracol de este tipo cerca de usted. Sobre todo, especial cuidado se debe tener en alertar a niños y jóvenes, ya que los parques es uno de los lugares donde se puede encontrar.

¿Qué pasa si lo toco?

Las autoridades advierten sobre no tocar esta especie, y en caso de tener que hacerlo, utilizar guantes de látex y tapaboca, esto debido a que el caracol africano al alimentarse suele tener contacto con elementos infecciosos como animales en estado de descomposición, deposiciones caninas, entre otras, con una alta carga bacteriana que es capaz de movilizarse a través de los caracoles, razón por la cual, el contacto directo con esta especie por parte de los humanos, podría representar un riesgo para la salud pública.

¿Por qué es una amenaza?

Trasmite parásitos y bacterias que pueden causar la muerte a personas o animales. A través de su baba este caracol causa graves enfermedades en el sistema nervioso central como la meningoencefalitis eosinofílica y digestivas como la ileocolitis eosinofílica.

A nivel ambiental, desplaza especies nativas y causa daños irreparables a nuestros ecosistemas, dado que sobrevive en todos los climas.

El caracol gigante africano fue traído a Colombia y otros países de América con fines comerciales en la década de los 90’s, pero se generó una sobrepoblación y desde entonces ha causado perjuicios a la salud y el ambiente.



Recomendaciones

No tocar el caracol sin guantes, en caso de haberlo tocado accidentalmente, lávese inmediatamente las manos.

Evite tener contacto con la baba del caracol, especialmente en ojos, nariz o boca.

Evite pisarlo o aplastarlo.

Poniéndose guantes de latex y tapabocas, ponga el caracol en un recipiente con cal o sal.

No bote estos animales en ríos, quebradas, en la basura común y corriente.

No consuma este molusco.

Llame a la autoridad ambiental Dadsa para que sean los expertos quienes realicen la disposición final de los individuos de esta exótica especie.

El dato

Con un solo Con un solo apareo puede producir de 100 a 400 huevos.




Más Noticias de esta sección

Publicidad