Con un millón de casos de coronavirus, levantar restricciones es arriesgado

Tres países arrastran la epidemia desde hace pocas semanas, Estados Unidos 250.000 casos, Italia 119 000 y España 117 000, pero con tasas de letalidad que varían fuertemente.

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Se les pidió a los gobiernos planes para que la gente tenga acceso a alimentos y artículos esenciales, que la única manera de retornar a una vida normal es frenando la transmisión del virus.

Ginebra (EFE)- El coronavirus que apareció en China en diciembre y que apenas lleva circulando tres meses ha causado un millón de casos y más de 50.000 muertos, lo que evidencia que los países no deben apresurarse a levantar las restricciones impuestas para controlar la transmisión del patógeno.

"Más de un millón de casos han sido reportadas a la OMS y más de 50.000 muertes", confirmó hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa virtual.
Desde hace días, las cifras diarias de nuevos casos oscilan entre los 50.000 y 80.000, un ritmo tan desenfrenado que el primer millón de casos se ha registrado apenas seis semanas después de que el paciente "cero" fuese ingresado en un hospital del norte de Italia, desde donde la expansión del virus en Europa y el resto del mundo se hizo imparable.

Tres países arrastran la epidemia desde hace pocas semanas: Estados Unidos (250.000 casos), Italia (119.000) y España (117.000), pero con tasas de letalidad que varían fuertemente entre ellos: 6.000, 14.600 y 11.000, respectivamente.

La OMS advirtió de que, si los países deciden levantar las restricciones muy rápido, el virus puede resurgir y el impacto económico puede ser todavía peor y más prolongado.
Sobre las razones que explicarían las diferencias, la jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la OMS, María van Kerkhove, sostiene que el perfil demográfico puede ser una de las explicaciones, con poblaciones de más avanzada edad en Italia y España.

Otra explicación es que "los sistemas de salud están trabajando bajo una presión gigantesca, el personal médico está exhausto, hay demasiados pacientes al mismo tiempo y en estas circunstancias está claro que desenlace puede ser peor", opina el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

Al comunicar este triste récord, la OMS optó por poner énfasis en que esta pandemia no sólo es una tragedia para la salud pública, sino también para la economía mundial y para cientos de millones de familias en el mundo que han perdido sus ingresos o ven peligrar sus empleos.


Más Noticias de esta sección

Publicidad