La RFET matiza sus críticas y agradece el esfuerzo del Abierto de Australia

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Madrid, (EFE).- La Real Federación Española de Tenis (RFET) matizó este viernes el comunicado en el que abordaba la situación que están viviendo los jugadores confinados antes de la disputa del Abierto de Australia y pidió disculpas a la organización del torneo "si en algún momento se ha podido interpretar como una crítica a sus métodos de trabajo", algo "nada más lejos" de su intención.

"La RFET agradece a Tennis Australia el esfuerzo de organizar, en estos momentos tan complicados por la pandemia mundial, el primer Grand Slam de la temporada, algo vital para nuestros tenistas que van a volver competir y generar recursos", comienza el texto, en el que se destaca que el Gobierno australiano "ha demostrado la eficacia de sus medidas contra la Covid-19, como así lo refleja la evolución de la enfermedad en este país, que está siendo un ejemplo para el mundo".

Además, reitera su solidaridad "con todos los jugadores que han dado positivo" y transmite su apoyo "a los deportistas españoles que, debido a distintas circunstancias, están pasando por un estricto confinamiento de 14 días".

"Nuestra intención con el anterior comunicado, era solicitar al AO (Australian Open), con el máximo respeto a sus competencias, la posibilidad de explorar opciones seguras de entrenamiento para los tenistas españoles afectados por el aislamiento de 14 días. Esta iniciativa está basada en la buena fe y en absoluto cuestiona las medidas del Gobierno de Australia o del AO", continuá el escrito de la RFET.

Por último, la Federación Española reitera el reconocimiento a ambos organismos "por el esfuerzo realizado para la organización del evento" ya que es consciente de que "el simple hecho de que el tenis siga adelante, a pesar de las dificultades, es una grata noticia para nuestros jugadores".

En su comunicado del jueves, la RFET lamentó que los tenistas "no fueron informados sobre la posibilidad de que resultarían severamente confinados en caso de viajar en el mismo avión con algún pasajero que diera positivo, sin tener en cuenta la proximidad física de los jugadores afectados con ese positivo".

La RTEF entendía "todas las precauciones y medidas tomadas por el bien de la salud de jugadores, espectadores, trabajadores y residentes", pero cree, según reflejó en su primera nota, que "estas medidas deberían haber sido compatibles con la salud mental y física de los atletas".

"En el caso concreto de dos jugadores españoles la situación es muy compleja y compromete seriamente todos estos aspectos. Mario Vilella y Carlos Alcaraz (menor de edad) están confinados en una habitación sin poder salir durante 14 días cuando los dos se han realizado múltiples PCR que han resultado negativos", recordaba la federación.

A juicio de la RFET, "los tenistas afectados son deportistas de elite que necesitan mantenerse activos para poder rendir y para no lesionarse. Por no hablar del perjuicio sicológico que afecta al atleta en un deporte en el que la faceta mental es tan exigente", unas palabras que este viernes fueron matizadas. EFE



Más Noticias de esta sección

Publicidad