Mayor General Jaime Hernández López

Mayor General Jaime Hernández López.

Actividad Social
Tamaño Letra
  • Font Size
Por: Alfonso Vives Campo
EL INFORMADOR

Esta casa periodística quiere sumarse al homenaje póstumo que se le ha rendido al Señor Mayor General Jaime Hernández López con motivo de su fallecimiento acaecido en Bogotá el día 4 de enero del presente año.
Nos une una amistad de vieja data entre las familias Hernández López y Vives Campo, derivada de nuestros Padres Rafael Hernández Pardo y José Benito Vives De Andréis. Los dos exgobernadores de nuestro Departamento del Magdalena. Por ello con el corazón expresamos nuestro sentimiento de pesar a sus hermanos Isabel Hernández de Mora, General Rafael Hernández López y Capitán Gustavo Hernández López nuestro amigo y columnista de este Diario.
Fue el General Jaime Hernández un brillante hombre de armas, quien ocupó altos cargos dentro de la jerarquía castrense, entre otros el de Comandante del Batallón La Popa, Comandante de la Escuela de Artillería, Subdirector y Director de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova, Comandante de la Cuarta División e Inspector de las Fuerzas Militares, último cargo antes de pasar a la reserva activa. Es importante resaltar que como Piloto de Ejército tuvo mucho que ver con la creación de la Aviación de Ejército, que tanto ha ayudado o mejor aún que ha sido definitiva en los golpes y operaciones magistrales y contundentes que se han dado a las farc.
Adelantó todos los cursos de Comando tanto en Colombia como en el extranjero, siendo siempre alumno de honor. El profesorado lo ejerció en la Escuela del Arma, Escuela Militar y Escuela de Guerra. Realizó estudios de Alta Gerencia en la Universidad de los Andes. Sobresalió como deportista puesto que en tiro alcanzó en el ámbito nacional medallas de oro y plata en velocidad sobre siluetas y fuego central. En Esgrima descolló en el campo militar y nacional. En equitación tuvo trofeos y medallas en concursos en el País y en el exterior. Ha sido de los oficiales Generales más condecorados. Tenía una medalla muy valiosa cual es la de herido en combate.
En la vida civil se desempeñó como Embajador de Colombia en Panamá cuya labor se reconoció ampliamente en el orden nacional e internacional, toda vez que puso un grano de arena relevante para que se produjera la salida del Dictador Noriega. Estuvo al frente del Hospital Militar y su paso sin duda fue fructífero en obras de envergadura, instalación de equipos de alta tecnología, reorganización administrativa y proyección científica. Posteriormente lo nombraron SubDirector de la Aeronáutica Civil. Presidió por muchos años la Junta Directiva del antiguo Banco de Crédito hoy Banco Helms. Después asumió la Jefatura de la misión diplomática de Colombia ante la Organización Internacional Aeronáutica (OACI) con sede en Montreal donde lo eligieron Vicepresidente en Asamblea General, constituyéndose en el único colombiano en lograr tan alto honor. Al culminar su misión de máximo representante colombiano, la ONU lo designó como Asesor ante la OACI.
En la Escuela Militar el Alma Mater de las Fuerzas Militares la cual tuvo la honra de Comandar se le rindió los honores militares que solamente se tienen en cuenta para los Jefes de Estado y los Generales de la Republica. En los discursos de despedida dejaron translucir sus virtudes de gran soldado, ciudadano ejemplar y excelente miembro de familia. Ha habido un reconocimiento y una gratitud a sus ejecutorias militares, civiles y diplomáticas.
Por todo lo anteriormente expresado y por su ejemplo ético y moral, Mi General puede usted descansar en paz.

Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad