"Mi cine no es para todos pero ya hay otros que hacen eso", dice Lisandro Alonso en Cannes

: Alonso coincide, en parte, con los diagnósticos de los críticos que la describen como su proyecto más ambicioso hasta la fecha.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

La idea original parte, en realidad, de una escena de cuando rodó su anterior filme, "Jauja", en 2014.


"No es para todo el mundo, eso lo tengo reclaro", admite el argentino Lisandro Alonso sobre su cine en el Festival de Cannes, donde ha estrenado "Eureka", un filme en el que un "western" protagonizado por Viggo Mortensen se convierte en el señuelo para un gran viaje que retrata a los pueblos nativos actuales.

 

"Evidentemente no es para todo el mundo, eso lo tengo 'reclaro' desde que lo concibo. Pero bueno, hay otros que hacen cosas para todo el mundo y lo hacen mucho mejor que yo, yo no sé hacer esas cosas", afirmó al recibir a Efe y a otro medio latinoamericano en la turística ciudad de la Costa Azul francesa.

 Le podria interesar:    “A mi no me va a tocar” Juanes ve cruda la Paz Total de

El filme, que también cuenta con la actriz Chiara Mastroianni en su reparto, es un gran relato en tres partes que habla de la relación de los pueblos originarios con el territorio. Se estrenó la noche del viernes en la Sala Debussy del Palacio de Festivales de Cannes, con todas las entradas agotadas.

 

"Yo me la estaba pasando fatal, estaba muy nervioso", confesó Alonso, a pesar de que este es su tercer largometraje en la prestigiosa cita cinematográfica gala. La última, en 2014, también llegaba con una historia protagonizada por Viggo Mortensen: "Jauja" (2014).

 

En "Eureka", que se estrenó en la sección Cannes Première de esta edición número 76, el realizador argentino continúa fiel a su estilo pausado de planos largos, cuya duración delimita en función de lo que le transmite la imagen a base de "verlo y verlo y verlo".

 

"Este vaso -dice mientras agarra el objeto y le da la vuelta- Si vos filmás un vaso dos segundos solo es un vaso dado vuelta. Ahora, si vos lo filmás dos minutos ya vos empezás a pensar quién lo puso acá, por qué lo puso acá... Ya vos empezás a trabajar por el cansancio de verlo, es automático. Y así es como funciono yo con los planos".

 

Alonso coincide, en parte, con los diagnósticos de los críticos que la describen como su proyecto más ambicioso hasta la fecha, ya que la estructura, la financiación y la preparación del filme le costaron mucho trabajo.

 

"Es la película que más lejos filme de mi casa, en otro idioma, en inglés, dentro de una comunidad, en Pine Ridge, que es muy complicado para entrar", señaló, aunque matizó que cree que a todas sus películas le pone "la misma garra".

 

UNA SEMILLA OCULTA EN SU ANTERIOR PELÍCULA

 

La idea original parte, en realidad, de una escena de cuando rodó su anterior filme, "Jauja", en 2014. "Dentro de la película hay como dos nativos que andan dando vueltas ahí, en unas rocas, con un caballo blanco y dije, me tenía que haber tenido más con esta gente y dedicarle más tiempo ", compartió.

 

"Así empecé a pensar en qué me gustaría filmar -explicó- y con quiénes y en qué lugares, y empecé a pensar en diferentes tipos de comunidades que desciendan o que estén relacionadas con los pueblos originarios".

 Le podria interesar:     Té, la bebida más consumida del mundo


Así empezó a pensar también quién había retratado a esas gentes en el pasado y cómo, y se le ocurrió la idea de comenzar la película con una suerte de falso "western".

 

En cualquier caso, él siempre tuvo a los pueblos indígenas como su "material de consulta" y de creación de historias, aunque ahora ese interés dé una impresión más "oficial" al haber ido formalmente a filmar a una reserva estadounidenses.

 

"En Estados Unidos están un poco más golpeados porque están más excluidos, me parece que en Latinoamérica los descendientes o los pueblos originarios se incluyen más en el modo de vivir, se mezclan, caminan por las calles como todos. En Estados Unidos están ahí encerrados en una reserva", lamentó.

 

La parte del western se rodó en Almería, España, donde rodó Sergio Leone y más recientemente, Pedro Almodóvar, para el cortometraje "Extraña forma de vida" que también se ha estrenado en este Festival de Cannes.

 

"¡Nos trataron bárbaro!", comentó sobre su paso por el sur de España.

 

Mucho más difícil fue el rodaje en EE.UU.: "terminó siendo una guerra que nos cagaron a palos", admite sobre el trabajo en la reserva, complejo desde lo climático hasta el trabajo personal con la gente, que fue igualmente complicado.

 

Curiosamente, los pueblos originarios también han sido el tema central de uno de los estrenos más esperados de este Festival de Cannes, la película "Killers of the Flower Moon" de Martin Scorsese, con Leonardo DiCaprio y Robert De Niro. EFE




Más Noticias de esta sección

Publicidad