Empleo_SantaMarta

Evangelio según San Juan 6,60-69.

Evangelio
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede

En aquel tiempo, muchos de los discípulos de Jesús decían: “¡Es duro este lenguaje! ¿Quién puede escucharlo?”.

Jesús, sabiendo lo que sus discípulos murmuraban, les dijo: “¿Esto los escandaliza?

¿Qué pasará, entonces, cuando vean al Hijo del hombre subir donde estaba antes?

El Espíritu es el que da Vida, la carne de nada sirve. Las palabras que les dije son Espíritu y Vida.

Pero hay entre ustedes algunos que no creen”. En efecto, Jesús sabía desde el primer momento quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar.

Y agregó: “Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”.

Desde ese momento, muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo.

Jesús preguntó entonces a los Doce: “¿También ustedes quieren irse?”.

Simón Pedro le respondió: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna.

Nosotros hemos creído y sabemos que eres el Santo de Dios”.

Reflexión: Solo cuando hacemos las cosas libremente, y por amor, es que logramos llegar a vivir auténticamente el camino de Jesús.




Más Noticias de esta sección

Publicidad