Policía de Colombia captura a un jefe de la mafia italiana en Barranquilla

Atlántico
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La Policía de Colombia capturó en Barranquilla al ciudadano italiano Gigliotti Massimo, un capo de la mafia italiana calabresa 'Ndrangheta requerido por las autoridades de su país por el delito de tráfico de estupefacientes a nivel internacional.

De acuerdo con un boletín de la Policía colombiana, Gigliotti Massimo, quien tiene circular roja de la Interpol, está implicado en el tráfico de estupefacientes hacia Europa.

Al capturado se le señala de liderar el control de la distribución de grandes cantidades de cocaína especialmente en Milán (Italia), estupefacientes que llegaban del continente americano a través de grandes embarcaciones, camufladas en mercancías lícitas”, anota el boletín de las autoridades colombianas.

Por su parte, el director de la Policía, general William Salamanca, agregó que Massimo, de 55 años, “desde el año 2018 visitaba América Latina para traficar con cocaína desde Suramérica hacia Europa”.

Lea, además: Fiscalía imputa a tres policías por polígrafo a empleada de exjefa de gabinete de Petro.

Salamanca anunció la detención del capo en Viena (Austria), donde participa en la 91 Cumbre de la Interpol, junto al comandante de la Oficina Central Nacional de la Interpol Italia, coronel Roberto Ribaudo, adscrito a la Guardia de Finanzas de ese país.

Ribaudo se mostró "muy contento con esta cooperación que representa el símbolo de una buena colaboración entre los jefes, pero también entre sus agentes y oficiales operativos". "Muchas gracias a Colombia por este suceso extraordinario", anotó Ribaudo.

"No hay ningún refugio. Las policías juntas, trabajando por la seguridad de las naciones, colocarán ante la justicia a estos criminales", concluyó Salamanca.

Lea, además: Siguen los secuestros en Colombia: la nueva víctima es un comerciante.

La ''Ndrangheta’ es considerada la organización criminal más poderosa de Italia y Europa desde los años 1990, que controla el tráfico de estupefacientes en la región de Calabria y conexiones criminales en más de 40 países. EFE