Un prototipo muy complejo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: cecilia@cecilialopez.com



Si por prototipo se entiende "persona que reúne en grado máximo las características principales de cierto tipo de individuos", la verdad es que varios sucesos de esta semana dejan en el ambiente serias preocupaciones.

Si algo necesita un país y más Colombia en estos momentos, son verdaderos líderes, mujeres y hombres que ayuden a la reconstrucción de esta sociedad colombiana que ha vivido demasiado tiempo en medio de la guerra, el narcotráfico, la discriminación, la exclusión y la indolencia de sus sectores privilegiados.

Por ello resulta muy inquietante el comportamiento reciente de personas que tienen responsabilidades públicas porque surge la pregunta sobre la posibilidad de que se esté perfilando una nueva figura de funcionario público, no la más ajustada a las necesidades del país, por decir lo menos.

Primero fueron las declaraciones de Paloma Valencia sobre la propuesta de dividir el departamento del Cauca entre indígenas y mestizos-probablemente le dio pena hablar de blancos-.

Esas frases fueron muy honestas, porque para decir semejante barbaridad en un país que busca la reconciliación y la convivencia pacífica, se necesitan dos cosas: o estar absolutamente convencida de la bondad de lo que se propone o sentir que por haber llegado tan pronto al Senado y tener tanta publicidad puede decir lo que a bien tenga sin que nadie tenga derecho a refutarla.

De lo primero personalmente estoy convencida y lo grave es que personas con mucha más trayectoria pública que ella, como el ex ministro y ex gobernador del Cauca Guillermo Alberto González, estuvieron de acuerdo con ella.

Al menos eso dijeron los medios. Y de lo segundo también, porque es propio de esa clase privilegiada que sigue siendo feudal en pleno siglo XXI. Si al menos fueron capitalistas…..

El segundo hecho obviamente tiene que ver con Pretelt. Será inocente mientras la justicia demuestre lo contrario pero lo que ha sucedido alrededor de sus actuaciones y de sus últimas declaraciones, si parece confirmar que está surgiendo un nuevo prototipo de funcionario público.

Muchos dirán que todo lo que está saliendo a la luz pública es de vieja data. De acuerdo, pero nunca había sido tan explícito. Las roscas, las famosas roscas de poder cada día se cierran más y toda la familia queda ocupada en los mismos circuitos. Yo te doy, tu me das, y el resto de la población se excluye.

"Si yo me voy todos se tienen que ir', palabras más palabras menos de Pretelt, dejan un mensaje gravísimo porque eso quiere decir en plata blanca que todos sus colegas reciben a los abogados de las contrapartes, y tienen una historia profesional que en algún momento requerirá explicaciones, por lo menos eso. Nadie está condenando a nadie pero en principio ojalá esa no sea la realidad, porque se aparta peligrosamente de lo que se supone debería ser el comportamiento de un funcionario público.

Si se suman estos dos capítulos de la vida nacional, solo se siente que, primero, este no es un país de estratos, ya suficientemente detestables, sino mas bien es una sociedad de castas, porque nobleza, lo que se llama nobleza, que sería lo que le gustaría a algunos, es absolutamente imposible.

Pero además, decir que todos cometen graves fallas no es el camino para limpiar una hoja de vida. Atacar para recomponer imagen es un procedimiento bastante conocido en esta sociedad que no siempre termina bien. Lo sabe el uribismo por experiencia propia. Si este es el nuevo prototipo de funcionario...



Publicidad