La importancia de las sinergias comunitarias

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Las sinergias implican que las acciones simultáneas de entidades separadas tengan en su conjunto un efecto total mayor que la suma de sus efectos individuales. Un equipo, por ejemplo, es un grupo de personas que trabajan en y de forma sinérgica para lograr una meta común. El verdadero inicio de la intervención social que hay que realizar para atender mejor y coordinadamente a una sociedad local con todos los recursos disponibles para incluir dentro de la acción social el concepto y práctica de la planificación, siendo un conjunto de personas que habitan el mismo espacio geográfico con ciertos lazos e intereses comunes y está compuesta por territorio, población, demanda y recursos.

Las sinergias, y esto es claro, requieren de una estructura que propicien abordar la innovación social por la ruta de los entornos organizativos, en lo que ayuda en alto grado, recurrir a experiencias solidarias antecedentes debidamente identificadas respecto de lo que en cada caso se quiere y determinar su alcance para la gestión de una organización de base representativa por sus prácticas, experiencias y trayectorias comunitarias. Es, y ello hay que tenerlo en cuenta, crear a través de dicha sinergia una red de trabajo y colaboración entre organizaciones, empresas y ciudadanía para que, a través de la responsabilidad social compartida, se ofrezcan respuestas a necesidades de la población, especialmente cuando las comunidades, se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

Impone, siendo específicos, orientarse en desarrollar un análisis a fondo de la situación, así como un diagnóstico de organizaciones del territorio; esto es, aportar formación e información a organizaciones y ciudadanía en materia de responsabilidad social; fomentar el encuentro e intercambio de necesidades y expectativas para encontrar sinergias; hacer simbiosis; acompañar y asesorar en el diseño, desarrollo y financiación de propuestas innovadoras; desarrollar conjuntamente proyectos que incidan directamente en colectivos, especialmente aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad y en la mejora general de la población; así como evaluar el impacto y los resultados para su ampliación espacial y territorial.

Es generar sinergias y articulaciones con enfoque comunitario, lo mismo que encaminar procesos definidos de articulación comunitaria para el desarrollo social, cultural y económico en los territorios. Respecto del enfoque comunitario en términos generales, existe una percepción que establece a las claras que debe orientarse fundamentalmente hacia la acción, toda vez que tiene derecho de existencia y aplicación en todas aquellas intervenciones que dan lugar en una multiplicidad de ámbitos temáticos y disciplinarios cuyo propósito de manera directa o indirecta, es la comunidad.

El enfoque comunitario persigue crear una plataforma común de diálogo para estas disciplinas, a fin de lograr una participación más articulada, armoniosa y equilibrada en el proceso de construcción del mundo de la vida de las personas. Múltiples como positivos son sus efectos, cada disciplina en sus prolongaciones prácticas hacia el mundo de la vida, se ha visto en la necesidad tarde o temprano, de reflexionar sobre los efectos comunitarios de sus prácticas y productos. La importancia de este tipo de acciones, se centra en que favorece y es motor de encuentros en el enfoque comunitario.

Finalmente constituye una herramienta para el diseño, implementación, seguimiento y evaluación de políticas, programas y proyectos de intervención social, lo que traduce un compromiso con los procesos sociales, a efecto de alcanzar que los adelantos materiales, intelectuales y culturales de nuestra sociedad sean una realidad.


Más Noticias de esta sección