¿Existe relación entre el nivel de estudios de los padres y el acceso y calidad en la educación de los hijos?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Hermes Henriquez Algarín

Hermes Henriquez Algarín

Columna: Opinión
e-mail: herhen70@hotmail.com


El análisis sobre esta pregunta, pasa por la necesidad de conocer los planteamientos de la literatura especializada sobre cómo el nivel de educación de los padres puede influir en la manifestación de los factores potenciales que influyen en el acceso y calidad en la educación, en este sentido, Coleman, citado por Briceño, (2011), encontró que “la formación, los antecedentes académicos de la familia y el estatus socioeconómico de diferentes estudiantes son más importantes en la determinación de sus resultados que las diferencias en los recursos con los que cuentan las instituciones educativas donde ellos se forman” (p.72).

El hallazgo de Coleman, introduce la discusión sobre la necesidad de definir, dónde colocar el foco en materia de priorización de la política pública, por ejemplo, si en orientar las decisiones y acciones hacia la formación y el mejoramiento de los antecedentes académicos de la familia y su estatus socioeconómico, y/o, en el aumento de recursos para las instituciones donde se forman los estudiantes. Esto de apariencia simple, podría enfrentar dos posiciones: la eficacia y la eficiencia en la educación.

Los resultados del estudio “Equality of Educational Opportunity” del citado autor, parecen orientarse hacia la priorización de una mayor formación y desarrollo académico de las familias; así como, al mejoramiento de las condiciones de vida y bienestar de las personas como mecanismo para redundar en su estatus socioeconómico. Lo anterior, no significa la ausencia de recursos para las instituciones educativas, puesto que, en contextos como el nuestro, requieren de importantes decisiones para la inversión en el fortalecimiento de la cobertura y calidad en la formación que imparten de manera complementaria a la ofrecida por la familia.

Los resultados del citado estudio, colocan el dedo en la llaga sobre aspectos descuidados a través de la historia de los gobiernos, a pesar de la gran importancia de estos aspectos en materia de reformas estructurales del ámbito de la política en educación para el desarrollo y bienestar de la población. Los mencionados aspectos relacionados con el acceso y la calidad de la educación, se descuidaron en algunos gobiernos, de allí, el gran impacto que estos representan para la población y sus futuras generaciones, sobre todo, a nivel de la educación preescolar, media y superior.

La situación encontrada por Coleman en su estudio, permite dejar en evidencia el problema en nuestro territorio, cuando en la encuesta del Dane (2019), se revela que, según la tasa de nacidos vivos por nivel educativo de la madre, el mayor número de estos provienen de madres con niveles educativos de básica secundaria (1.623) y media académica o clásica (1.899), seguido del nivel de básica primaria con 741, y profesional con 343, sólo 38 niños nacieron de madre con formación de postgrado, así: uno (1) a nivel de doctorado, ocho (8) a nivel de maestría y veinte nueve (29) a nivel de especialización.

Estos resultados, desde los planteamientos realizados, podrían explicar en parte los problemas de acceso y calidad del Distrito, toda vez que en su mayoría los niveles de formación de las madres, corresponde al nivel primario, secundario y medio; son muy pocos los casos de hijos nacidos de madres con alto nivel de formación, lo que evidencia la necesidad de formular política pública en educación para favorecer la formación de la mujer y en general de la familia en el Distrito, en la perspectiva de lograr que la formación, los antecedentes académicos de la familia y el estatus socioeconómico, como aspectos importantes en la determinación de los resultados de los estudiantes, favorezcan la calidad de los estudiantes en las instituciones educativas.


Más Noticias de esta sección