Empleo_SantaMarta

Un TIC desde la educación rural

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Hermes Henriquez Algarín

Hermes Henriquez Algarín

Columna: Opinión
e-mail: herhen70@hotmail.com


Las Tecnologías de la información y la comunicación -TIC- desde su incorporación en el ámbito educativo prometieron revolucionar la enseñanza y el aprendizaje hacia clases más innovadoras y creativas. De acuerdo con la Unesco, éstas, pueden complementar, enriquecer, transformar y facilitar el acceso universal a la educación, reducir las diferencias en el aprendizaje, apoyar el desarrollo de los docentes, mejorar la calidad y la pertinencia del aprendizaje, reforzar la integración y perfeccionar la gestión y administración de la educación.

La actual situación de la pandemia reactivo la necesidad de recuperar el rol de estas tecnologías para las instituciones educativas y sus procesos de formación, el uso de este tipo de herramientas permitió activar las clases mediante ambientes de aprendizaje mediado por el uso y apropiación de las TIC.

No obstante, lo anterior, existen comunidades que históricamente se vieron afectadas por la ausencia e inexistencia de TIC en la educación, situación que evidenció la brecha entre la población rural y la población urbana. El informe de la Unesco (2017/18), reveló que las escuelas rurales tienen menor probabilidad de estar conectadas a internet que las escuelas urbanas, en Colombia la brecha entre estas es del 40%, mientras las escuelas urbanas tienen el 80% de probabilidad, las rurales solo llegan al 40%. Estos datos corroboran la dificultad que tienen las escuelas y comunidades rurales para acceder a internet y lo que es más complejo a un dispositivo electrónico que les permita conectarse a sus clases con la ayuda de las TIC.

Aunque para algunos esta situación parezca irreal, tomada de otro contexto o producto de la ciencia ficción, en Colombia aún existe, a pesar de algunos programas implementados por algunos gobiernos, tales como, computadores para educar, ciudadano digital y de las más recientes, la contratación que pretendía sacar adelante el Ministerio de las Tic -Mintic- para la creación de centros digitales para beneficiar a 14.745 colegios oficiales hasta el 2031, pero que infortunadamente resultó en uno de los más grandes escándalos de corrupción de los últimos meses en tiempos de pandemia y de alta afectación para la comunidad y escuelas oficiales rurales del país que se soñaban con esta iniciativa de alto valor social para el sector rural y la educación.

Este contexto, las escuelas rurales y sus comunidades quedan de nuevo en la incertidumbre de saber ¿cuándo se les va a resolver el histórico problema de conectividad, equipos y benéficos de las Tic en la educación de sus hijos? ¿Qué pasará con el proceso contractual que prometía ser parte de la solución del problema en el sector rural? ¿será que las comunidades rurales seguirán desconectados, afectados en su educación por cuenta de la falta de conectividad, equipos y uso de las Tic en sus escuelas? ¿Cuándo se cerrará la brecha entre la educación rural y la urbana por cuenta de las Tic y la conectividad?

Estas entre otras preguntas quedan para la reflexión, en espera de las soluciones para este sector olvidado, o por lo menos, desatendido con eficacia, por muchos gobiernos. Las escuelas rurales claman por maestros, infraestructura, mayores oportunidades, y ahora en tiempos de pandemia, lo hacen por un Tic a la educación rural.